Inicio » Seis de cada 100 mexicanas presentan preeclamsia

Seis de cada 100 mexicanas presentan preeclamsia

Por Martha Martínez

La preeclamsia es una enfermedad exclusiva del embarazo que se manifiesta alrededor de la semana 20 o incluso en periodos más tardíos, y puede ocasionar la muerte. En nuestro país se estima que este mal afecta a seis de cada cien mujeres.

Los síntomas de este padecimiento son: presión sanguínea muy elevada, dolor de cabeza, hinchazón general del cuerpo, mareo, pesadez y eliminación exagerada de proteínas en la orina.

Aunque no se conocen las causas de la preeclamsia, se relaciona a factores genéticos, alimentarios, falta de calcio, problemas de la placenta, partos prematuros, número de embarazos y la edad, ya que de acuerdo a la Secretaría de Salud (Ssa) afecta a mujeres menores de 19 años y mayores de 35, y a aquellas que han tenido más de tres partos.

Debido a que en muchas ocasiones su inicio es repentino y severo, puede ocasionar convulsiones y serias complicaciones en el riñón, el cerebro y el corazón, además de representar un gran riesgo para el feto.

La preeclamsia es un padecimiento grave, que requiere reposo, hospitalización y en la mayoría de los casos la interrupción del embarazo. De ahí la importancia de acudir con el médico a revisiones frecuentes a fin de detectar a tiempo padecimientos que pueden poner en riesgo la vida y la salud.

Cuando la preeclamsia es diagnosticada es importante saber que el esquema terapéutico a seguir requiere de hospitalización, reposo (de preferencia en decúbito lateral izquierdo), control de signos vitales maternos y fetales cada cuatro horas, control de peso y exámenes de sangre y orina semanales o bisemanales.

Asimismo, el médico podrá prescribir antihipertensivos para reducir el riesgo de crisis hipertensiva y de complicaciones en órganos como el cerebro, riñón y corazón.

El uso de antihipertensivos (cuyas opciones más frecuentes son Metildopa, Hidralazina, Labetalol y Clonidina ) también está asociado a la prolongación de la gestión y la disminución de abortos. Este sentido vale la pena mencionar que la interrupción del embarazo sólo podrá llevarse a cabo con el consentimiento de los progenitores y en casos donde sea la única forma de salvar la vida de la madre.

MM/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: