Senado elige a Yasmin Esquivel Mossa como ministra de la SCJN

NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Pese a críticas de organizaciones, magistrada queda electa
Senado elige a Yasmin Esquivel Mossa como ministra de la SCJN
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 13/03/2019

El Senado de la República eligió a Yasmin Esquivel Mossa como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para los próximos 15 años, quien esta tarde rindió protesta.

Esta tarde Esquivel Mossa resultó electa, en segunda votación, de la terna conformada por la abogada Loretta Ortiz Ahlf y la magistrada Celia Maya García, para cubrir la vacante que dejó la ministra en retiro Margarita Beatriz Luna Ramos.

En la segunda votación Esquivel Mossa obtuvo 95 votos, Ortiz Ahlf  seis votos y Maya García ninguno, además de un voto nulo.

En la primera ronda los resultados de la votación no alcanzaron la mayoría calificada para elegir a una ministra. De esa primera vuelta 166 votos fueron para Esquivel Mossa; 14 a favor de Ortiz Ahlf y ninguno para Maya García; además 18 fueron nulos y 24 fueron en contra de la terna. 

La ministra, quien hasta hoy era magistrada, fue electa a pesar las críticas de organizaciones de la sociedad civil y de ser cuestionada por senadores por ser esposa de José María Rioboó, empresario, constructor y asesor del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Después de que el pleno del Senado aprobara, con 83 votos en pro y 37 en contra, el dictamen sobre la elegibilidad de las integrantes de la terna presentada por el titular del Ejecutivo Federal, las candidatas hablaron en tribuna para exponer sus planteamientos en caso de ser designadas.

La primera en tomar la palabra fue Yasmin Esquivel Mossa, quien fuera presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo. Expuso que aspira a contribuir a la defensa de los Derechos Humanos de aquellos sectores más vulnerables porque, dijo, que se debe blindar la justicia.

La magistrada expuso que las instituciones no pueden permanecer alejadas a los cambios y por ello vigilará la recta aplicación de la Carta Magna y expuso que la SCJN debe ser un dique para detener cualquier exceso de los poderes del Estado.

Dijo que repetirá el reconocimiento de derechos, sobre todo los basados en la libertad de decisión y expuso que “no habrá ni un paso atrás en los derechos ganados y reconocidos”, y para ello aseguró que no puede existir justicia sin ética.

“Independencia sí, indiferencia no”, dijo después de ser una de las candidatas más cuestionadas por su presunta falta de independencia del presidente López Obrador, quien la propuso en la terna. 

Cabe recordar que en su comparecencia ante la Comisión de Justicia, la ahora ministra dijo que en caso de llegar al cargo decidirá sobre el aborto según la legislación de cada estado; que está a favor de la paridad en órganos judiciales siempre que esté marcada por la preparación de las mujeres y que optaría por crear comités de ética que analicen cada caso de maternidad subrogada.

Durante su participación para hablar ante el Senado la abogada Celia Maya García, quien por segunda vez fue propuesta como ministra y esta vez no obtuvo ningún apoyo, dijo que no negaría su simpatía con el proyecto de López Obrador pero dijo que de ser electa su lealtad estaría con la Constitución Política.

La magistrada dijo que no se le puede exigir neutralidad ideológica sino imparcialidad en el cargo y que la SCJN debe asumir la perspectiva de género como eje articulador de sus decisiones. 

Por su parte, Loretta Ortiz Ahlf expuso que se necesita una Corte que valore la riqueza de costumbres y formas de vida de nuestro país, que asuma la responsabilidad de sus decisiones y que sepa escuchar a todas y todos.

Dijo que hoy los Derechos Humanos no se pueden cerrar en las fronteras de la legislación nacional sin reconocer los estándares internacionales y aseguró que la SCJN está marcada por un vacío de especialistas en derecho internacional.  

En su discurso la abogada afirmó que es inaceptable la impunidad e impulsaría la facultad de atracción de la Suprema Corte en todos los casos de violaciones a Derechos Humanos, en materia de desaparición, trata de personas y feminicidio.  Remató su participación con una frase de López Obrador: “Al margen de la ley nada, por encima de ella nadie”.

Entre los primeros temas que tendrá que analizar la nueva ministra junto con el resto de los integrantes de la SCJN está una Acción de Inconstitucionalidad (22/2016) presentada en 2016 por la Comisión de Derechos Humanos de Aguascalientes que pide excepciones a la edad mínima para contraer matrónimo, de 18 años de edad, en el Código Civil del estado.

Con este nombramiento, de nuevo habrá dos mujeres como ministras del alto tribunal mexicano: Norma Lucia Piña Hernández y Yasmin Esquivel Mossa.

19/AGM/LGL