Inicio » Servicio de atención a violencia, costo similar a Estancias

Servicio de atención a violencia, costo similar a Estancias

Por Teresa Incháustegui Romero*

Actualmente una de las vertientes para el análisis de políticas públicas se basa en el cálculo de costo-beneficio, por lo que un ejercicio para apreciar los beneficios de la instalación del servicio básico del Sistema Nacional Para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres es comparar los impactos económicos favorables en los hogares que se lograría con su habilitación, bis a bis los impactos que se estiman alcanzan los hogares a partir del programa de Estancias Infantiles para Madres trabajadoras de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

El programa de Estancia Infantiles para Madres trabajadoras es el programa dirigido a mujeres que concentra un tercio el presupuesto etiquetado para mujeres para este año, equivalentes a 1 mil millones de pesos, y que de acuerdo al preproyecto presupuestal que se circuló en mayo de este año se pretende incrementar a 2 mil millones para 2008.

Este programa consiste en la instalación de estancias infantiles comunitarias, que se conforman por un equipo de personas, generalmente mujeres, que desean abrir y habilitar un espacio del que disponen en sus domicilios o que arriendan para tal efecto.

De conformidad a las reglas de operación, el espacio preferentemente ubicado en zonas de alta concentración de pobreza o marginación debe ser suficiente para atender 5 o más niños/as y las responsables demostrar capacidad y experiencia para ofrecer servicios de cuidado infantil, alimentación y actividades lúdicas.

El objetivo del programa (Acuerdo del 10 de enero 2007 Diario Oficial de la Federación, DOF) es facilitar la búsqueda de empleo o mejorar las posibilidades para el trabajo remunerado, de madres trabajadoras u hogares uniparentales con jefatura masculina o femenina, en condiciones de alta pobreza y /o marginación.

El modelo de financiamiento es tripartita, ya que el apoyo federal es de hasta 700 pesos por niño/a; la madre o padre del niño o niña aporta el equivalente a 10 por ciento del monto del apoyo federal (70 pesos) que se entrega al proveedor o proveedora del servicio y, finalmente éstos últimos asumen los costos de mantenimiento, limpieza y otros que requiera el funcionamiento del servicio, contando con una aportación federal de 35 pesos por niño/a (ver Acuerdo del 10 de enero 2007 DOF).

Según datos de la Dirección General del Programa de Estancias Infantiles, este programa actualmente beneficia a 23 mil 800 mujeres y 25 mil 800 niños y niñas

Los datos de las beneficiarias y beneficiarios de este programa, se refieren a la semana del 11 a 15 de junio de 2006, ya que semanalmente varían.

Y de acuerdo a los datos recabados, los servicios de estas Estancias tienen un costo anual global directo de 18 mil 60 pesos por niño/a, atendidos. Si se distribuye este costo por el número de madres atendidas equivale a 16 mil 718 por cada madre beneficiada, considerando un promedio de 2 pequeños/as por cada madre.

Hay que tomar en cuenta que cada madre paga 162 pesos mensuales en promedio por cada 1.08 hijos. Lo que significa que eroga un promedio de 8 mil 424 pesos anuales por el servicio (150 pesos por cada 20 días en promedio).

Si el servicio lograra llegar a 30 mil madres este año, como se tiene previsto, el costo que pagarían en conjunto las madres beneficiadas suma 252 millones 720 mil pesos, que agregados a 1 mil millones de pesos asignados al programa por parte del gobierno federal totaliza 1 mil 252 millones 720 mil pesos, por el costo del servicio.

El costo de instalar en la red hospitalaria principal de la Secretaría de Salud los servicios a que obliga la ley, es comparativamente similar al gasto ejercido en este año por el Programa de Estancias Infantiles para Madres Trabajadoras. Sin embargo los beneficios del primero son más importantes.

* La autora es licenciada en Sociología por la UNAM y Doctorada en Ciencias Sociales por la FLACSO, especialista en política social y temas de género. Es profesora e investigadora de tiempo completo la UACM; profesora de asignatura en la Maestría en Género de El Colegio de México y del Diplomado en Género y Políticas Públicas de la FLACSO. Hasta el 1º de julio se desempeño como Directora General del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género de la Cámara de Diputados.
07/TI/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: