Inicio Siete de cada 10 mujeres tienen mioma en el útero o matriz

Siete de cada 10 mujeres tienen mioma en el útero o matriz

Por la Redacción

No son cancerosos, pero amenazan la fertilidad. Se trata de tumores benignos que se desarrollan en las fibras musculares del útero o matriz, y que afecta a siete de cada diez mujeres. De hecho, es el más frecuente de este tipo de tumores en la población femenina y es responsable del 15 por ciento de los casos de infertilidad, e igualmente se asocia a un incremento de posibilidades de interrupción del embarazo.

Sin embargo, las nuevas técnicas quirúrgicas permiten quitarlos a través de una mínima incisión ambulatoria, donde la paciente puede regresar a su casa el mismo día. La extirpación puede efectuarse mediante cirugías como la endoscopia, la laparoscopia o la histeroscopia, las cuales permiten acceder al útero y operarlo observando la zona de modo directo, sin “abrir el cuerpo” y posibilitando además una rápida recuperación.

Suele aparecer hacia los 30 años, cuando la mujer se halla en la plenitud de su fertilidad y actividad hormonal, para atrofiarse a partir de la menopausia, en el momento en que el organismo femenino comienza a sufrir el declive de las hormonas estrogénicas.

Está presente, con o sin síntomas, en una de cada tres mujeres y se desarrolla dentro o pegado a la pared del útero. En rigor, consiste en el crecimiento explosivo y anormal de células musculares de la matriz, que a veces se acompaña de la proliferación de fibras del tejido conectivo del útero y entonces pasa a denominarse fibroma, según difunde Mujereshoy.

Más de un tercio de los miomas no son sintomáticos. Los síntomas iniciales pueden ser desde sensación de plenitud o presión en el bajo abdomen, hemorragia o flujo no relacionados con la menstruación, y dificultad o dolor al orinar, hasta dolor en el área de la pelvis y aumento del perímetro o tamaño abdominal.

Su volumen es variable y en ocasiones puede llegar a ser considerable: desde los pocos milímetros de diámetro hasta varios kilos de peso. Incluso en este último caso, cuando el tamaño es grande, el mioma puede no producir síntomas, ya que la presencia o no de sintomatología va a depender en gran medida de su localización.

2004/GV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content