Significativos, pero insuficientes, los avances de mujeres en el mundo

"Especial - Foro Social Mundial Mumbai, India 2004"
    Las conferencias internacionales sirven para medir avances
Significativos, pero insuficientes, los avances de mujeres en el mundo
Por: Lourdes Godínez Leal
cimac | México, DF.- 22/01/2004

A 29 años de realizada la Primera Conferencia Mundial de la Mujer en donde por vez primera se discutieron temas como la igualdad, desarrollo y paz y del sinnúmero de Cumbres y Foros realizados posteriormente, las mujeres a pesar de sus logros continúan rezagadas en algunos ámbitos como el educativo, laboral y de acceso a servicios.

Y es que a pesar de las Metas del Milenio signadas por la Organización de Naciones Unidas en 2000, algunas de las cuales pretenden alcanzar un mayor bienestar para las mujeres, hoy por hoy datos del Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) destacan que a pesar de que las mujeres de los países pobres producen entre el 60 y el 80 por ciento de los alimentos del mundo, éstas son las más pobres de entre las pobres.

A nivel mundial, el 67 por ciento de las mujeres no tienen acceso a la educación y el 70 por ciento vive en pobreza extrema.

Por si esto fuera poco, los servicios de salud que deberían ser cubiertos por los países que signaron los documentos de El Cairo en 1994 y de Pekín, en 1995, y que además los asumieron como un compromiso, no han sido suficientes.

Además, el avance de los grupos conservadores a nivel mundial amenazan con echar abajo estos compromisos, y aun en este siglo continúa discutiéndose a quién corresponde decidir sobre el cuerpo de la mujer y se sataniza el uso de anticonceptivos, entre ellos del condón, a pesar de que con él se evitaría el contagio del VIH/sida así como Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

En este sentido, la cobertura de medicamentos para combatir el VIH/sida es deficiente; algunos países, principalmente de América Latina, no se han comprometido a fondo para invertir en la reducción de la pandemia que azota crecientemente a las mujeres, pues el 41 por ciento de ellas están infectadas con el virus.

La privatización de algunos servicios, como el agua, ha sido una constante en estos foros. Se calcula que alrededor de mil 200 millones de personas en el mundo no tienen acceso al agua, dos mil 800 millones carecen de saneamiento básico, y de éstos el 55 por ciento son mujeres y niñas.

Pero no todo es gris. Durante 29 años de lucha, de estar presentes en todas las discusiones anteponiendo la agenda de las mujeres, éstas han logrado incidir en las políticas de sus países para que se legisle en temas como el aborto o la violencia intrafamiliar. Ejemplo de ello son las Convenciones de Belém Do Pará, y para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) o las modificaciones a los Códigos Penales de los respectivos países.

También lograron que se reconociera que los derechos de las mujeres y las niñas son parte inalienable, integrante e indivisible de los derechos universales, durante la Conferencia Mundial de Derechos Humanos en Viena, Austria, en 1993.

Poco a poco, las mujeres han logrado incidir en sus gobiernos para que éstos destinen mayores recursos a programas específicos para mujeres y niñas, y aunque el camino para lograr la igualdad parezca lejano las Cumbres y Conferencias como la que culminó en Mumbai son un gran foro de expresión para las voces de miles de mujeres de todos los continentes que sin importar su etnia, raza, color, religión o preferencia sexual, luchan por otras mujeres y la defensa de sus derechos.

Aún falta, por ejemplo, erradicar la mutilación genital femenina, práctica vigente en muchos países de Africa principalmente; el acceso equitativo de las mujeres a la justicia y erradicar los fundamentalismos que mantienen a las mujeres de los países islámicos invisibles en la sociedad, sin voz ni voto, sumisas a las decisiones de los hombres.

Terminar con el analfabetismo, la venta y tráfico de mujeres, y que continúen muriendo por "males" prevenibles, como abortos mal practicados, y brindar atención eficiente y oportuna durante el embarazo, parto y puerperio. Para ello es para lo que sirven este tipo de Cumbres y Foros de mujeres que durante años se han minimizado y a los que la mayoría de los grandes medios de comunicación tienden a ignorar, a menos, claro, que se desate algún escándalo durante su realización, como ocurrió en la reciente cumbre de Mumbai.

04/LGL/GMT