Inicio Silenciar a prensa objetivo de aumento de violencia vs gremio

Silenciar a prensa objetivo de aumento de violencia vs gremio

Por la Redacción

Un periodista secuestrado y 15 más víctimas de violencia en distintos estados de la República, es el saldo en contra de comunicadoras y comunicadores durante la última quincena de mayo, denuncia un comunicado de Reporteros sin Fronteras.

“Estos casos confirman lo que nuestra organización viene constatando desde hace algunos años: en México la violencia y las presiones son frecuentemente obra de autoridades locales que con dificultad aceptan el contrapoder que representa la prensa”, señala.

El 22 de mayo tres desconocidos secuestraron a Leodegario Aguilar Lucas, director de la revista Mundo Político, en su domicilio de Acapulco, Guerrero. En este caso la familia del periodista pidió a las autoridades no intervenir para negociar su rescate.

Para sus allegados, el secuestro estaría relacionado con artículos el periodista sobre presuntas irregularidades imputadas a autoridades locales.

En Veracruz, Martín Serrano Herrera, fundador y director del periódico Diario Tribuna, contó que el 22 de mayo tres desconocidos lo agredieron por la calle.

De acuerdo al dicho del periodista, los agresores serían agentes de la policía, y el móvil del asunto unos artículos de su periódico implicando a varios funcionarios del estado de Veracruz en presuntos casos de corrupción y enriquecimiento ilícito.

En Colima, el 23 de mayo fueron agredidos Maximiliano Cortéz Zepeda, de Radio Variedades; Mario Solís y Edgar Badillo Medina del Diario de Colima, por una veintena de jóvenes liderados por Samuel Ruiz Moreno, sobrino del ex gobernador Fernando Moreno Peña.

Los periodistas habrían sido perseguidos por las calles de Colima y luego golpeados violentamente. Los agresores hicieron referencia a informaciones difundidas por los tres periodistas que denunciaron el desmedido consumo de alcohol y drogas del sobrino del ex gobernador y sus amigos.

Finalmente, el 27 de mayo un agente de la Procuraduría de Justicia contactó al menos a nueve periodistas de Ciudad Juárez, Chihuahua, para que revelaran el origen de informaciones publicadas sobre los asesinatos de mujeres en aquella localidad fronteriza.

La Procuraduría explicó que la difusión de información perjudica las investigaciones. Los reporteros se negaron a responder.

En este caso, Reporteros sin Fronteras ha pedido que se aplique la directiva aprobada el 11 de diciembre de 2003, por el Fiscal General de la República, según la cual un periodista citado como testigo “no podrá ser obligado a hacer una declaración relativa a sus fuentes de información”.

Finalmente, Francisco Garro, director del diario El Clarín, de Cuernavaca, Morelos, contó que desde marzo el periódico es objeto de presiones.

Según su dicho, el alcalde la Ciudad de Cuautla, Arturo Cruz, hostiga al periódico y a su corresponsal, Margarita Ruiz, por informaciones relacionadas con la presunta implicación de dos policías en un caso de violación.

El periódico ha denunciado ya los hechos ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de la entidad.

2004/BJ/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más