Inicio » Sin acceso a anticonceptivos, 60 por ciento de ruandesas

Sin acceso a anticonceptivos, 60 por ciento de ruandesas

Por la Redacción

En 10 años, Ruanda ha ampliado sus servicios de salud reproductiva, sin embargo, alrededor de un 60 por ciento de la población femenina en edad reproductiva continúa sin acceder a métodos anticonceptivos, lo que deriva en un alto índice de nacimientos no planeados y un gran número de abortos inducidos.
 
Según la investigación “Embarazo no deseado y aborto inducido en Ruanda: causas y consecuencias”, realizada por Paulin Basinga y Ann M. Moore, entre otras investigadoras, y publicada por el Instituto Guttmacher –especializado en temas de salud sexual y reproductiva–, para 2010 sólo 44 por ciento de las ruandesas en una relación de pareja utilizaban métodos de anticoncepción modernos.
 
De acuerdo con el estudio, en una década se ha dado un incremento favorable en el acceso a servicios de salud reproductiva, toda vez que mientras para el 2000 el porcentaje de población femenina en edad reproductiva que utilizaba algún método anticonceptivo era de 4 por ciento, para 2010 el porcentaje ascendió a 44 por ciento.
 
Sin embargo, estos avances no se han traducido en una disminución en el número de hijos nacidos vivos por cada mujer, cuya tasa promedio es de 4.6 hijos por cada mujer para 2010.
 
Mediante el análisis se pudo conocer que casi el total de las mujeres casadas en Ruanda no desea tener muchos hijos (3.1 en promedio), y al mismo tiempo desea un espaciamiento entre los nacimientos, sin embargo sólo 19 por ciento de ellas utiliza algún método anticonceptivo.
 
La brecha entre el número de hijos que las mujeres esperan tener y el número que actualmente tiene deriva en que cada año cerca del 47 por ciento de todos los embarazos no sean deseados. Este porcentaje se traduce en una tasa anual de 114 embarazos no deseados por cada mil mujeres entre los 15 y 44 años de edad.
 
Al mismo tiempo, los embarazos no deseados frecuentemente derivan en nacimientos no planeados. Alrededor de 37 por ciento de todos los nacimientos en Ruanda cada año son no planeados.
 
Cabe destacar que el aborto en Ruanda es severamente limitado y sólo se permite en las circunstancias en que ponga en severo riesgo la vida de la mujer embarazada, pese a ello se estima que 22 por ciento de los embarazos terminan en un aborto inducido.
 
Lo que significa que cada año se realizan 25 abortos inducidos por cada mil mujeres entre los 15 y 44 años, es decir, uno por cada 40 mujeres es este grupo de edad.  
 
El 34 por ciento de los abortos inducidos son practicados por métodos tradicionales, y el 17 por ciento son autoinducidos por las mujeres. Del 50 por ciento que es realizado por personal médico,  19 por ciento corresponde a doctores, 16 por ciento a enfermeras o asistentes médicos, y 14 por ciento a parteras.
 
Finalmente el informe recomienda a las autoridades encargadas de los servicios de salud reproductiva en el país centroafricano, implementar medidas para lograr que las mujeres tengan mayor conocimiento de los métodos anticonceptivos a los cuales pueden tener acceso, así como implementar un protocolo que permita el cuidado y atención post aborto para la población femenina.
 
13/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: