Inicio Sin avances significativos para las mujeres en Congreso Q. Roo

Sin avances significativos para las mujeres en Congreso Q. Roo

Por Cecilia Lavalle, corresponsal

Tras las elecciones celebradas el 4 de julio en Quintana Roo, el número de mujeres al Congreso del Estado no registró avances significativos. De las 25 curules que conforman la Legislatura, sólo seis serán ocupadas por mujeres, lo que equivale al 24 por ciento.

Al parecer, las mujeres quintanarroenses llegaron a un techo de cristal que no alcanza 25 por ciento, pues desde hace tres elecciones estatales, su presencia oscila entre cinco y seis diputadas por legislatura.

La actual XII Legislatura está integrada por cinco mujeres, y en la anterior, que legisló de 2005 a 2008, nos representaron seis, tal y como lo harán en la próxima legislatura que asumirá funciones en marzo de 2011.

Al concluir el cómputo de la votación para elegir congresistas, y la asignación de los espacios por el principio de representación proporcional, que realizó la autoridad electoral, resultó que el Congreso será ocupado en su mayoría por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), partido en el gobierno, con 12 curules, diez de mayoría relativa (MR) y dos de representación proporcional (RP).

Le sigue el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con cuatro escaños (dos de MR y dos de RP); el Partido Acción Nacional (PAN), con tres (uno de MR y dos de RP); Nueva Alianza y el Verde Ecologista (uno de MR y uno de RP cada uno); y finalmente Convergencia y PT con un escaño cada uno por RP.

De los 15 escaños por mayoría relativa, sólo uno fue ocupado por una mujer, militante del PRD. Los 14 restantes serán ocupados por hombres.

En contraste, de los 10 escaños plurinominales, cinco serán ocupados por mujeres: dos por el PAN, una por el PRD y una por el PVEM.

Con estos resultados, por segunda vez en la historia política de Quintana Roo, las mujeres militantes de la oposición sobrepasarán en número a las del partido en el gobierno.

Y no es de extrañarse, porque de entre los tres partidos políticos más competitivos, las peores posicionadas en candidaturas propietarias para esta elección fueron las militantes del PRI, aunque en sus estatutos se contempla paridad, y aunque fue el único partido que en solitario o con la alianza que encabezó, registró candidaturas en todos los distritos.

Por ese partido, sólo fue postulada una mujer por mayoría relativa y cuatro por RP, pero sólo una ocupó el segundo lugar en las listas; las otras tres estaban ubicadas del lugar sexto al décimo, donde no llegarían al Congreso, así el PRI sufriera la peor derrota electoral de su historia.

De hecho, es el índice más bajo de participación política de las mujeres priístas desde 1999, año en que el PRI postuló una mujer por MR y dos por RP, pero una de ellas ocupaba el primer lugar de la lista.

En cambio, las mejor posicionadas fueron las del PAN, que en solitario inscribió candidaturas en cuatro distritos de MR, y entre ellos a una mujer, y a seis más por RP, dos de ellas en los primeros lugares de la lista, lo cual les aseguró escaños en el Congreso.

El PRD por su parte, participó en solitario en cinco distritos de MR, y postuló a una mujer. Por RP inscribió a cuatro, dos de las cuales ocuparon el segundo y tercer lugar de la lista. Dados los resultados electorales, la candidata postulada por MR y quien ocupó el segundo lugar de la listas de RP son las mujeres que por este partido ocuparán curules.

Además, estos dos partidos, PAN y PRD, contendieron en alianza en ocho distritos, entre los cuales postularon a tres mujeres.

De manera que, en suma, las militantes del PAN y PRD tenían numéricamente más posibilidades de alcanzar una curul que las militantes del PRI.

En cualquier caso, la enorme asimetría en candidaturas propietarias entre mujeres y hombres y, con ello, la consecuente subrepresentación de las mujeres en el Congreso, responde a la ineficiente aplicación de las cuotas de género normadas desde 2002 en la Constitución Política del Estado y en la Ley estatal electoral.

Pese a que en la Constitución se apunta que el objetivo es alcanzar la paridad, y se establece un porcentaje mínimo de 40 por ciento para cualquiera de los géneros, en los hechos los partidos cumplieron la cuota al postular más mujeres por MR en las suplencias, y en los últimos lugares en las listas por RP.

Y es que la normatividad en materia de cuotas de género, no establece sanciones, ni incluye precisiones para su cumplimiento, y sí, en cambio, cuenta con excepciones que permiten a los partidos obviar la cuota si sus candidaturas son electas mediante voto directo, aunque en ningún lado se establezca que se entenderá por voto directo, lo cual deja el espacio para designaciones unilaterales que suelen impedir el acceso a las mujeres.

Por eso en esta elección, por MR sólo el PVEM cumplió la cuota y Nueva Alianza la sobrepasó a favor de las mujeres. Los cuatro partidos restantes (PRI, PAN, PRD Y PT), y las dos coaliciones (Mega Alianza: PAN/PRD/PT/ CONVERGENCIA; y Quintana Roo Avanza: PRI/NUEVA ALIANZA Y PVEM) incumplieron, o bien lo hicieron al sumar sus candidaturas propietarias y suplentes.

Por el principio de RP todos los partidos, excepto Nueva Alianza, cumplieron la cuota en candidaturas propietarias; pero de 33 mujeres postuladas, sólo seis (18 por ciento) fueron ubicadas entre los dos primeros lugares, es decir, con posibilidades reales de ocupar un escaño.

Así, en la XIII Legislatura de Quintana Roo, que entrará en funciones en 2011, a duras penas las mujeres ocuparan seis curules (24 por ciento), una más que las que ocupan actualmente.

Y eso está por verse, porque tomarán posesión de sus cargos dentro de ocho meses, y de las seis electas, sólo en el caso de las militantes del PRD, sus suplentes son mujeres, en todos los demás casos (dos del PAN, una del PRI y una del PVEM) los suplentes son hombres.

10/CL/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content