Inicio » Sin ayuda de partidos, mujeres buscan el “cambio social”

Sin ayuda de partidos, mujeres buscan el “cambio social”

Por Anayeli García Martínez

Indignadas ante los asesinatos, las desapariciones, el deterioro ambiental y las crisis económica y política, cerca de 900 mujeres crearon el Movimiento de Mujeres de Izquierda ante la Emergencia Nacional, con el cual buscan enfrentar la violencia social y reivindicar los derechos femeninos.

Convencidas de que la guerra que hoy vive México fue desatada por el neoliberalismo, la economía de mercado, el consumismo y el debilitamiento de los principios constitucionales, y ante la falta de partidos políticos comprometidos con la sociedad, mujeres de diversos estados del país se congregaron en este frente común

Tras reunirse en esta ciudad los días 16 y 17 de julio, decenas de mujeres autodenominadas “de izquierda” sostuvieron que no hay partidos políticos sensibles a las necesidades y preocupaciones de las mujeres, y criticaron que tampoco hay un movimiento social que tome en cuenta sus experiencias y que las considere como agentes de cambio.

Las mujeres, congregadas en el Deportivo Villa Olímpica al sur de esta ciudad, coincidieron en que la militarización, la ola de asesinatos, la injusticia en los casos de feminicidio, las legislaciones en contra de los derechos sexuales y reproductivos, el deterioro ambiental, la criminalización de las y los defensores de Derechos Humanos (DH) y el desempleo, son señales de la “emergencia nacional”.

Ante esta situación y después de escuchar los testimonios de madres, viudas, hermanas, trabajadoras, víctimas de violencia de género y defensoras ambientales y de DH, las participantes del “Encuentro de Mujeres de Izquierda ante la Emergencia Nacional”, crearon un movimiento propio –con el mismo nombre– para dar voz a sus exigencias.

Para ellas, en su mayoría jóvenes que aprendieron la ideología de izquierda de sus madres, abuelas y hermanas, hace falta una agenda política incluyente y un cambio radical de las actuales políticas implementadas por el gobierno federal. Por ello, pidieron crear un frente, una red o una organización que promueva el cambio.

En opinión de Mariana, una joven de 14 años que radica en el DF, escuchar los testimonios de Grettel, sobreviviente de feminicidio, y de Olga Reyes Salazar, a quien le asesinaron a seis miembros de su familia, le dio tristeza y coraje pero también la motivaron a apoyar la iniciativa del encuentro y conocer lo que está viviendo el país.

“No sé nada de esto y para eso vine, para aprender de los casos de mujeres que han pasado por cosas trágicas. Me interesa participar ayudando a la gente, todos juntos y sin violencia”, añadió.

Durante el primer día de actividades, hubo mesas de trabajo en las que se propuso abandonar las posiciones partidistas, impulsar los DH de las mujeres y abonar sus experiencias a favor de la democracia.

Pese a que hubo mujeres militantes, la gran mayoría coincidió en que la izquierda de los partidos es vacía e insensible a la población.

“Estar en este encuentro es estar en contra de lo que creemos que no está bien, es estar en contra de algunas cosas que el gobierno propone. Es hacer valer nuestras ideas. No hay partido político con el que me identifique”, aseguró Karla, una joven de 19 años que llegó desde Durango para adentrarse en los temas de género y de democracia.

“Hemos visto todo en papelitos, pero estamos esperando el cambio que retome la posición y los puntos de izquierda”, dijo Adelina, capitalina de 26 años. Por su parte Ana, de 21 años y quien día a día ve la violencia en su natal Chihuahua, lamentó que aún hoy siga el sometimiento de las mujeres.

Al finalizar el encuentro, las participantes concluyeron que las mujeres allí reunidas estaban indignadas, pero –advirtieron– “no hemos perdido la esperanza. Estamos llenas de dolor y rabia pero dispuestas a luchar por cambiar este sistema y las estructuras sobre las que funciona. Contamos con el pensamiento crítico y las estrategias claras para darle rumbo a nuestra lucha”.

Además denunciaron que las mujeres adultas no tienen valor en la sociedad, ni condiciones saludables de vida, mientras que las jóvenes no cuentan con condiciones de desarrollo y autonomía, y las niñas no tienen espacios de crecimiento adecuados, lo que exige un cambio que pueda abonar a una mejor sociedad

En la “declaratoria política” del evento, las participantes exigieron la aparición inmediata y con vida de las personas desaparecidas, alto a la impunidad y corrupción, y llamaron a los representantes populares de izquierda a asumir de manera congruente su actuación en la defensa de la agenda de género.

La declaratoria, que en lo general fue aprobada por las participantes y que dio lugar a amplios debates, también es un pronunciamiento en contra del neoliberalismo, de la privatización del territorio y recursos naturales; y es una defensa de la soberanía nacional, del Estado laico y del derecho a decidir libremente sobre sus vidas y cuerpos.

Particularmente, las mujeres de izquierda se pronunciaron en contra del proyecto de Ley de Seguridad Nacional y la reforma laboral, porque consideraron que constituye un retroceso para la ciudadanía en su conjunto.

11/AGM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: