Inicio » Sin compromiso firmado, Troncoso no dejará huelga de hambre

Sin compromiso firmado, Troncoso no dejará huelga de hambre

Por Gladis Torres Ruiz

Ante la falta de un documento del Gobierno chileno que concrete jurídicamente los beneficios otorgados a la lidereza mapuche Patricia Troncoso y a dos presos más procesados bajo la Ley antiterrorista, ella no levantó su huelga de hambre que cumple ya 111 días, aclaró la Coordinación de Organizaciones Autónomas Mapuche de Santiago (Cooams).

El Director General de Gendarmería, dice la Comas, no ha querido firmar las resoluciones, por lo cual ayer por la tarde el médico personal de Troncoso informó que la activista mantendría su protesta, iniciada el 10 de octubre pasado, hasta que las demandas sean cumplidas y documentadas.

Explica la Cooams que el Gobierno, a través del presidente episcopal Alejandro Goic, hizo público el plan que consistía en enviar a Troncoso al hospital de Temuco para iniciar su recuperación, luego el traslado a la cárcel de Angol y posteriormente el envío a un SET y salida de fin de semana para ella y Jaime Marileo, mientras que Juan Millalén saldría los domingos.

Sin embargo, la tarde del mismo día en el Palacio de Gobierno, cuando la prensa cuestionó sobre el tema al Ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, éste señaló: no hemos enviado ningún tipo de documento ni lo haremos. En este sentido el que actúa como ministro de fe es el obispo Alejandro Goic.

“Es impresentable la actitud del Gobierno que responde a medias, anuncia por los medios de comunicación que todo está solucionado, pero no hace entrega a la hermana de un documento escrito que le permita seguir viviendo”, señala la Cooams

Y enfatiza en que Troncoso no va a arriesgar 111 días de huelga de hambre sin un documento firmado que asegure una respuesta verdadera a sus demandas. “Y no es que a nosotras y nosotros nos importen las firmas institucionales ni tampoco a Patricia, pero sabemos que las instituciones del Estado chileno funcionan así, con papeles y firmas”.

En este sentido, la Red Solidaria por los Derechos Humanos (REDH) indicó que a las afueras del hospital de Chillán se filtró la información de que Patricia Troncoso estaría “dopada” y con cierto grado de desorientación temporal espacial al momento de hacerla bajar la huelga de hambre, lo que explica la nula pronunciación o declaración pública de su parte.

Agregan que el estado de salud de la mujer es “fatídicamente crítico y con riesgo vital”, por tanto el Gobierno debe hacerle llegar un documento firmado y público en las próximas horas para que ella deponga la extrema acción que lleva a cabo hace 111 días.

Por su parte, la Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo (Codepu) señaló que las demandas presentadas por Troncoso durante la huelga de hambre dan cuenta de la profundidad del daño causado a las comunidades mapuches, por el modelo de desarrollo del país, con graves violaciones a sus derechos humanos que han sido certificadas por diversos organismos nacionales e internacionales.

La aplicación de la Ley Antiterrorista y la criminalización de las demandas de este pueblo han pretendido ocultar y silenciar su protesta legítima ante la invasión brutal de las empresas forestales en las regiones del Bío Bío y Araucanía y de proyectos con severos impactos sociales, culturales y ambientales en territorios que los mapuches históricamente reclaman.

“El gobierno y la sociedad deben reconocer la existencia de un conflicto que no se repara sólo con beneficios carcelarios o la revisión de sentencias y leyes mal aplicadas”, señala.

El gobierno debe comprometer un cambio que implique una reparación de los derechos violentados por décadas en las comunidades mapuches, pero sobre todo impulsar una relación que permita el reconocimiento y la existencia plena del pueblo mapuche, enfatiza la Codepu.

HISTORIA DE TRAICIONES

Patricia Troncoso teme que pueda repetirse la “traición” que sufrió durante otra huelga de hambre en 2006, cuando los senadores del Partido Demócrata Cristiano de Chile (DC), Sabag, Pizarro y Ruiz Esquide, se habían comprometido el 10 de mayo del 2006 a votar favorablemente la ley sobre libertad de los presos políticos mapuche.

Sin embargo, estos mismos se negaron a apoyar la iniciativa legislativa y votaron en contra. Con 20 votos en contra, 13 a favor y 2 abstenciones, el Senado desechó la idea de legislar sobre la iniciativa que tenía como objetivo otorgar el beneficio de la libertad condicional a los comuneros incluida Patricia Troncoso.

El proyecto buscaba conceder el beneficio de la libertad condicional a las personas con demandas por supuestos delitos contemplados en la ley que sanciona conductas terroristas y, además, que hayan sido condenadas por otros delitos en causas relacionadas con la reivindicación de tierras indígenas. Esto, siempre y cuando tales hechos hubieren ocurrido entre el 1 de enero de 1997 y el 1 de enero de 2006, y que los beneficiados suscriban en forma previa una declaración inequívoca de no uso de la violencia.

Por ello las organizaciones Mapuche señalan, “el año pasado los presos políticos Mapuche fueron engañados y hoy nuestra Chepa no está dispuesta, nuevamente a ello”.

08/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: