Inicio » Sin ingresos propios, hasta 70 por ciento de mujeres rurales

Sin ingresos propios, hasta 70 por ciento de mujeres rurales

Por la Redacción

Pese a que en la mayoría de los países de América Latina (AL) y el Caribe las mujeres de las zonas rurales realizan gran parte del trabajo en la agricultura y en muchos casos son las encargadas de producir alimentos para el autoconsumo y consumo familiar, entre 40 y 70 por ciento de ellas no tiene ingresos propios.
 
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicó la “Segunda Nota de Política sobre Mujeres Rurales” en la que alerta sobre el desamparo e invisibilidad en la que vive esta población en AL.
 
Según el documento, en la región el porcentaje total de mujeres rurales mayores de 15 años que desempeñan labores de agricultura y no reciben ninguna remuneración por su trabajo es de 40 por ciento. En países como Nicaragua la cifra de estas mujeres sin ingresos propios puede escalar hasta 70 por ciento.
 
De acuerdo con el informe, la invisibilidad del trabajo de las mujeres agricultoras se debe, entre otros factores, a la forma en que ellas están clasificadas en los registros oficiales a nivel nacional, pues comúnmente las trabajadoras rurales con más de 15 años de edad son registradas como inactivas, “pese a que efectivamente sí trabajan”.
 
No obstante, en la mayoría de los países las campesinas están clasificadas como “población inactiva” aunque son las principales productoras de alimentos para el consumo familiar, y generalmente tienen jornadas laborales más largas que las trabajadoras por cuenta propia.
 
Por ejemplo, en México y Guatemala el porcentaje de mujeres “inactivas” en sectores rurales que desarrollan trabajos de autoconsumo llega a más de 50 por ciento, mientras que en Ecuador la cifra asciende a 60 por ciento.
 
Sumado a ello, con la edad aumenta la proporción de horas semanales que las agricultoras dedican al autoconsumo, pues las labores de cuidado de menores de edad disminuyen.
 
El documento también destaca que el 82 por ciento de las mujeres rurales no remuneradas vive en hogares cuyos ingresos provienen exclusivamente de la actividad agrícola.
 
Ante este panorama, la FAO urgió a fortalecer la voz de estas mujeres para que los Estados construyan políticas de apoyo productivo y de protección social, “que respondan a sus necesidades como mujer productora y como integrante de una familia”.
 
Por lo que resaltó que en el ámbito productivo es necesario promover para las mujeres el acceso a la tierra, agua y otros recursos en igualdad de circunstancias con respecto a los hombres, y facilitar que obtengan apoyos del Estado.
 
También en el ámbito de su carga de trabajo doméstico y de cuidado, la FAO recomendó que se debe promover la responsabilidad compartida de todos los miembros del hogar en los trabajos domésticos; crear o aumentar los servicios de cuidado de niñas y niños, y adultos mayores bajo el cuidado de estas mujeres, así como asegurar que las políticas de protección social lleguen directamente a las agricultoras para reforzar su autonomía económica.
 
13/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: