Inicio Sin justicia las víctimas de violencia en Gujarat, India

Sin justicia las víctimas de violencia en Gujarat, India

Por Mónica Pérez


Casi tres años después de que la violencia irrumpió en el estado de Gujarat, en la India, los responsables caminan libremente por las calles, mientras las mujeres se han convertido en las víctimas olvidadas, señala un informe de Amnistía Internacional (AI).

La violencia en esa región dejó un saldo de dos mil personas muertas, sobre todo musulmanes. Cientos de niñas y mujeres fueron violadas por individuos y por pandillas que mutilaron sus matrices y luego las arrojaron al fuego aún vivas.

El documento titulado India, El estado de Guajarat falla en proteger a las mujeres de la violencia, expone cómo el gobierno de ese estado, encabezado por el partido de Bharatiya Janata (BJP) no tomó ninguna medida para prevenir los ataques sistemáticos de las multitudes hinduistas contra las minorías musulmanas.

De hecho, varios oficiales del estado y miembros del partido fueron vistos participando en estos ataques. Estos abusos a los derechos humanos constituyen crímenes contra la humanidad, señala el documento, presentado al gobierno de la India y al de Gujarat antes de su publicación.

Según el informe de AI, el gobierno central, que hasta mayo de 2004 también fue conducido por el BJP, tampoco censuró al gobierno local de Gujarat, durante y después de los hechos violentos. Ahora, ambos gobiernos deben tomar medidas eficaces para llevar la justicia y la reparación de los daños a las víctimas

“El gobierno del estado de Gujarat ha fallado en proteger a la población musulmana, especialmente a las mujeres y a las niñas, de la violencia. El hecho de que se niegue a reconocer sus errores y disculparse, a pesar de los testimonios de los observadores, es otro insulto para las víctimas”.

VIOLENCIA EXTREMA A NIÑAS Y MUJERES

Bilqis Yakoob Rasool, quien fue violada por una pandilla y perdió a 14 miembros de su familia, relata que “comenzaron molestando a las niñas y rasgaron su ropa. Desnudas, las niñas fueron violadas ante la muchedumbre. Mataron al bebé de Shamin que tenía dos días de nacido. Mataron a mi tío, a la hermana de mi papá y a su esposo”.

También refiere que “después de violar a las mujeres las mataron, también mataron a mi bebé. La lanzaron al aire y al caer se golpeó en una piedra. A mí, después de violarme, el hombre puso su pie en mi cuello y me golpeó”.

El documento también menciona que cuando las víctimas pretendieron interponer sus denuncias, a menudo, la policía no las registró correctamente y, por lo tanto, no se pudieron llevar a cabo las investigaciones

En el caso de Bilqis Yakoob Rasool, la policía cerró la investigación argumentando que no encontraron a los violadores y asesinos a pesar de que ella les había proporcionado sus nombres. Los médicos tampoco completaron su expediente correctamente.

Las leyes que existen en esa localidad sobre casos de violación son demasiado estrechas para cubrir el rango de los abusos sufridos por las mujeres en esa localidad. Los jueces no pudieron proteger a los testigos de las amenazas y los acusados fueron absueltos.

AI señala que poco se ha hecho para prevenir la violencia. El gobierno de Gujarat debe ejecutar cambios institucionales urgentes, incluyendo la capacitación y sensibilización sobre género para policías, jueces y víctimas.

“Aquellos que obstaculizaron de forma deliberada la captura y procesamiento de los delincuentes deben ser llamados a rendir cuentas, pues si el Estado no toma ninguna medida para remediar sus errores, para las víctimas será mucho más difícil superar el hecho y recuperar la sensación de seguridad”, agrega.

Defensores y organizaciones de derechos humanos en la India, los medios de comunicación nacional y la Suprema Corte, han apoyado a las víctimas de la violencia y contribuido a restaurar su esperanza.

En agosto de 2004, la Suprema Corte ordenó que más de dos mil denuncias cerradas por la policía y 200 casos que terminaron en absoluciones, fueran revisados para buscar la forma de remediar las fallas.

Para muchas víctimas la justicia, si finalmente se aplica, llegará demasiado tarde. Muchas mujeres fueron quemadas vivas después de haber sido violadas y no hay evidencia de los crímenes que se cometieron contra ellas. Otras tantas no denunciaron por miedo o vergüenza, ellas son las víctimas olvidadas, explica AI.

2005/MP/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más