Inicio Sin viabilidad reformas aprobadas en el Senado

Sin viabilidad reformas aprobadas en el Senado

Por Lourdes Godínez Leal

Las reformas al Código Civil Federal en materia de violencia familiar, aprobadas el 22 de febrero pasado por el Senado, no tendrán viabilidad frente a lo dispuesto anteriormente por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en la misma materia, advirtió Patricia Olamendi

ex subsecretaria para temas globales y derechos humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Entrevistada por Cimacnoticias, la experta en derecho por la UNAM, señaló que “estamos en una enorme desventaja” porque las opiniones que emite la SCJN las acatan todos los jueces del país, lo que no sucede para las reformas ya que se tendrían que cambiar todos los códigos civiles o familiares de la República Mexicana.

El 22 de febrero, el Senado de la República aprobó un dictamen para reformar algunas disposiciones del Código Civil Federal para que los jueces no sólo estén facultados sino obligados a intervenir de oficio en los asuntos que afecten a la familia, máxime si se trata de violencia.

Dentro de estas reformas se establece que ellos (los jueces) ordenarán llevar a cabo todos los estudios que sean conducentes para comprobar lo que se demanda.

Reformas cuestionadas por Olamendi Torres quien señaló que lo aprobado en el Senado ya existe en el Código Civil Federal desde 1997 en los casos del juez del orden familiar, “ellos persiguen de oficio los asuntos de violencia familiar, el problema no es ése”, recalcó, porque aunque tienen esta obligación lo que les está diciendo la Corte es que quien tiene que comprobar la existencia de violencia es la mujer.

Y agrega, “en todo caso, para que efectivamente los juzgadores -ya que todo termina en un juzgado- tengan un criterio claro, tendría que haber un señalamiento (sobre las reformas) expreso que impida requisitos de procedibilidad en la Corte” y que la mujer agredida no necesita más que presentar la solicitud de divorcio.

En septiembre de 2006, la mayoría de los ministros de la primera sala de la SCJN establecieron una tesis para las demandas de divorcio por violencia familiar que establece que “cuando se pide el divorcio por motivo de violencia familiar, el demandante debe precisar pormenorizadamente las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que incurrieron los hechos, bajo el riesgo de que si no lo hace, su petición puede resultar improcedente”.

Para Olamendi Torres, este criterio de la primera sala de la SCJN deja a las mujeres “en estado de indefensión, lo cual es muy grave y no permite la igualdad jurídica”, señala.

QUÉ SON LOS REQUISITOS DE PROCEDIBILIDAD

La feminista Patricia Olamendi detalla: “si una mujer quería demandar el divorcio a su marido por violencia familiar, que además es un derecho establecido en la Ley, esta mujer tenía que meter una demanda y decir yo solicito el divorcio por tales y tales causas de violencia familiar y con esta demanda se iniciaba un juicio”.

Ahora lo que hace la Corte, sostiene, “es pedir requisitos antes o acompañando la demanda que presenten las mujeres, es decir antes de que tú me presentes tu demanda de divorcio a la cual tienes derecho, tú me tienes que comprobar que efectivamente existe violencia contra tí, si a mi juicio (SCJN) tú ya me comprobaste esto, entonces ya te puedo iniciar tu demanda de divorcio”.

Lo que hace la Corte, explica, es pedir un requisito antes de iniciar un juicio de divorcio que consiste en que la mujer demuestre por todas las vías que ha sido violentada.

“Yo no sé si quieren evitar los divorcios, le están negando a las mujeres ese derecho y creo que todavía hay adentro de la Corte una actitud absoluta y totalmente desfavorable a las mujeres por un lado y por otro criterios misóginos”, sostuvo.

Finalmente, Patricia Olamendi califica como grave lo que determinó la primera sala de la Corte y argumenta que “ellos mismos están contraviniendo disposiciones de la Constitución y Tratados Internacionales porque tuvieron que haber revisado los artículos primero y cuarto constitucional y la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw).

Y concluye que para que la SCJN emita una resolución sobre el tema, tendría que haber otros casos de mujeres que soliciten un divorcio por esta causa, en tanto, habrá que seguir en la pelea de reformas, advierte.

07/LGL/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más