Inicio Son madres, la mayoría de mujeres que viven con VIH/SIDA

Son madres, la mayoría de mujeres que viven con VIH/SIDA

Por Lourdes Godínez Leal

El representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas en México (UNFPA), Arie Hockman, señaló en días pasados que en México la gran mayoría de mujeres que viven con VIH/SIDA son madres, sujetas de discriminación y que no reciben los apoyos que requieren.

Señaló como urgente reducir el estigma y la discriminación “e incluir a las mujeres positivas y afectadas como una población prioritaria dentro de los programas de desarrollo social, logrando el nivel de protección social más alto posible para asegurar el ejercicio efectivo de los derechos humanos para ellas y sus familias”.

HILDA

Cuando la diagnosticaron con VIH/SIDA, hace 10 años, inmediatamente pensó que moriría, primero de vergüenza y luego por la falta de medicamentos.

No murió por la primera causa, tampoco por la segunda, pero a menudo ha tenido que lidiar con el estigma y discriminación, primero en su trabajo y después en la familia.

A pesar de ser viuda y que la infección la adquirió por su pareja, que ya murió, Hilda ha sido víctima de la discriminación por ser portadora del VIH/SIDA. Hace ya casi diez años que perdió su empleo, la corrieron cuando se enteraron de su enfermedad.

“Yo era enfermera del IMSS, pero cuando se enteraron de mi enfermedad, primero me dieron una incapacidad, pero luego ya no de dejaron regresar”.

Desde entonces y con dos hijos que mantener, Hilda “sacó fuerza de dónde pudo” para mantener a sus hijos y aunque ya no ejerce la enfermería, encontró otras alternativas.

Siempre escondida en el anonimato, como ella misma refiere, temerosa del rechazo social, Hilda decidió hablar públicamente por primera vez, en días pasados, primera durante la Reunión Internacional sobre la enfermedad, que se realizó rumbo a la Conferencia Internacional de SIDA, que se llevará a cabo en nuestro país el año entrante.

Para Hilda ha sido muy difícil vivir con la enfermedad, principalmente por el miedo al rechazo social, pero en estos 10 años tuvo que aprender a defenderse, a conocer sus derechos y desde entonces ha trabajado para que otras mujeres también los conozcan, incorporándose al activismo y a la lucha de los derechos de las mujeres.

ROCÍO

Rocío nació en uno de los estados más conservadores de la República Mexicana, Guanajuato. Enviudó hace 10 años y es madre de una adolescente de 13 años de edad.

Al igual que Hilda, nunca se imaginó que sería portadora del VIH/SIDA y mucho menos que sería su esposo quien la infectara.

“Aunque debí suponerlo porque él era adicto. Pero una nunca piensa que eso le va a pasar. Cuando él se murió me dijeron las causas y me pidieron que me hiciera la prueba junto con mi hija, ella salió negativa y yo positiva, pero sentí un gran alivio que fuera yo y no ella”.

Sin saber a ciencia cierta de qué se trataba la enfermedad, “porque ahí (en el estado) no se habla de esas cosas”, las clínicas, los médicos, todos manejaban la información como si fuera clandestina, además del maltrato en estos servicios de salud.

“Cuando fui al médico enseguida cuestionaron cómo adquirí la enfermedad y lo que pude ver entonces es que había más mujeres igual que yo, unas en situaciones más avanzadas, pero en general todas éramos tratadas igual, aisladas de los demás pacientes, hasta las mismas enfermeras se nos acercaban como con asco”.

“En ese entonces pensé que me iba a morir rápido porque no había un tratamiento completo como ahora, recuerdo que sólo había un medicamento y en ese entonces la gente moría muy rápido”.

El Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA estima que hasta noviembre de 2006 el número de mujeres y hombres infectados era de 107 mil 625 casos registrados desde el inicio de la epidemia, en 1983.

De éstos, 89 mil 305 son hombres y 18 mil 320 mujeres. Es decir, 17 por ciento de la población infectada son mujeres.

07/LGL/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más