Inicio Sorpresas

Sorpresas

Por Cecilia Lavalle*

Me sorprende que les sorprenda. Fue la misma de siempre. Habló con la misma claridad, con la misma contundencia, sin darle vueltas, sin velos que consigan más votos, sin demagogia, sin doble cara. Y sin embargo fue la sorpresa. Eso demuestra lo poco que le habían prestado atención muchos. En ese sentido ganó. Patricia Mercado ganó más que sus adversarios políticos.

Vestida con la elegancia y discreción de siempre, sin peinado ni maquillaje especial, Patricia Mercado, candidata del recién formado partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina (PASC), llegó, vio y venció en el primero de dos debates que llevarán a cabo los candidatos y la candidata a la presidencia de la República.

Su sola presencia ya marcaba un triunfo, porque era la primera vez que una mujer que aspira a la silla presidencial estaba presente en un debate. En otras ocasiones otras mujeres han contendido por el mismo cargo, pero dado que nunca han representado a los partidos mayoritarios, las pocas veces que se ha organizado un debate no han sido invitadas. Esta vez se tomó en cuenta a todos los partidos contendientes. Esta vez una mujer ocupó un podium. Esta vez una mujer fue a decir Esta boca es mía.

Es cierto que el debate a la mexicana no es realmente un debate, sino apenas una exposición de ideas con algunos golpes discursivos contra el adversario, los cuales puede evadir sin mayor argumentación. No hay una real confrontación, una necesidad de que el adversario conteste preguntas directas y deba confrontar y defender sus posiciones respecto algún tema. Pero, esa es otra historia.

En el escenario planteado, con las reglas pactadas, Patricia no perdió el tiempo en discusiones estériles o golpes bajos o rounds de sombra. Y fue tan contundente que cuando empezaron los “golpes” personales, simplemente dijo: aunque traigo guantes en ese ring no me voy a subir. Y de inmediato hizo referencia a los miles de personas que en ese minuto, mientras dos de los candidatos punteros iniciaban el pugilato personal, estaban intentando cruzar la frontera porque su país no les daba ninguna esperanza de progreso.

Habló de lo que ha venido hablando: Que la pobreza no es sólo un asunto de dinero, es un asunto de exclusión, de falta de derechos. No es igual nacer en la ciudad que en el campo, ser mujer o varón, ser indígena o citadino, ser heterosexual u homosexual. Que la no legalización del aborto castiga a las mujeres más pobres, quienes además están cercadas por una política laboral que les niega el trabajo si están embarazadas.

Al término del debate recibí llamadas amistades diciéndome que les había sorprendido Patricia. Fue la mejor, me dijo una amiga que votará por el PRI. Fue la única con estatura de estadista, concluyó un amigo que no podríamos calificar ni de feminista ni de demócrata.

Y las encuestas publicadas al día siguiente confirmaron esta percepción. Ciertamente el triunfo se lo dieron al candidato del partido Acción Nacional, Felipe Calderón, pero en todas quien más puntos subió fue Patricia.

En la del periódico Reforma, por ejemplo, seis de cada diez encuestados dijo que su desempeño fue mejor de lo que esperaba. En esa misma encuesta, les preguntaron a líderes de opinión antes y después del debate cómo votarían. Gana Calderón en la respuesta, pero Patricia Mercado es la única que sube cinco puntos porcentuales en preferencias después del debate.

Es muy difícil que gane, claro. Por lo pronto y de seguir así no tendrá problemas para obtener el 2% de la votación que requiere para obtener el registro definitivo de su partido. No obstante, no habría que descartar más sorpresas. 53 por ciento del padrón lo conformamos mujeres. Hasta antes del martes muchos ni la volteaban a ver. Hoy algunos ya se están preguntando si valdría la pena darle un espacio a la alternativa. Poco a poco, paso a paso algunas mujeres comienzan a construir otros escenarios.

Nueva ley

Y precisamente pasos firmes que darán lugar a nuevos escenarios son los que dio la Cámara de Diputados al aprobar la Ley General de Acceso a las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia, considerada como una de las leyes más avanzadas en este sentido en Iberoamérica. La próxima semana le cuento. Tal parece que las mujeres en este momento tienen la palabra.

P.D. 1 de mayo. Un día sin mexicanos. Veremos si se logra hacerle mella al imperio.

Apreciaría sus comentarios: [email protected]

* Periodista mexicana
06/CL/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content