Inicio Soslaya Consenso de Monterrey las necesidades de las mujeres

Soslaya Consenso de Monterrey las necesidades de las mujeres

Por Rafael Maya

El Consenso de Monterrey, documento que signarán 50 jefes de Estado la semana próxima, es débil cuando se refiere a las políticas nacionales e internacionales con enfoque de género, por lo que los organismos no gubernamentales deben incidir con propuestas críticas y viables para mejorar la condición femenina en las próximas décadas, coincidieron ayer feministas.

Al participar en el Foro Global: Financiación para el Derecho al Desarrollo Sustentable y con Equidad, la estadounidense Janice Goodson, de la red de grupos feministas Wedo, resaltó como positiva la recomendación en el documento de la ONU para que los gobiernos integren el enfoque de género en toda su política de desarrollo, la protección de los derechos laborales de las mujeres y el empoderamiento de la población femenina.

Al compromiso que será signado por los gobiernos la próxima semana en la Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo, le falta concreción en lo que respecta a la realidad de la población femenina mundial, señaló.

En la Mesa 1 “¿Cómo pueden los gobiernos movilizar recursos nacionales para financiar el desarrollo humano y sustentable, y cuáles son los mecanismos más adecuados para lograrlo?”, Goodson hizo un balance del Consenso de Monterrey, y llamó a que las ONG expliciten durante la conferencia de la ONU los conceptos de género para lograr un desarrollo sustentable con equidad.

Las propuestas de las mujeres deben girar, sostuvo, en la elaboración de presupuestos de gobierno desagregados por sexo que aseguren transparencia en el manejo de los recursos, así como la presencia del enfoque de género en la política macroeconómica de los países. Otra propuesta se refiere a que los gobiernos elaboren leyes inteligentes que permitan monitorear el trabajo de las multilaterales.

Por su parte, la integrante de la Organización del Tercer Mundo, Zo Adriamanano, coincidió con Goodson en que el Consenso de Monterrey contiene elementos positivos para las mujeres, pero denunció que ese documento “refuerza la marginación de la población femenina, la infancia, los pobres y en general de los países desarrollados”.

“Al impulsar la movilización de los recursos internos de las naciones en desarrollo, ese texto empuja a una mayor explotación laboral de las mujeres, quienes además pagan diariamente su ‘impuesto de trabajo doméstico’.”

Destacó que con el auge de la militarización internacional bajo el pretexto de la amenaza terrorista, los recursos para el desarrollo se desvían a los sistemas de defensa.

Finalmente, Adriamanano, cuyo país de origen es Ghana, llamó a las ONG a criticar “fuertemente” el Consenso de Monterrey, pero sin olvidar “la ventana” que ofrece la próxima cumbre de Naciones Unidas para incidir con propuestas alternativas, y así conseguir la igualdad de género en las políticas económicas de los gobiernos y los organismos multilaterales.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content