Inicio Suecia el mejor país para ser madres, Save the Children

Suecia el mejor país para ser madres, Save the Children

Por María de la Luz González

Con Suecia a la cabeza, los países escandinavos figuran en la lista de los diez mejores lugares del mundo para tener y criar un hijo, mientras los países de África Subsahariana, especialmente Malí, Brukina Faso y Etiopía fueron considerados los peores sitios para la maternidad, según el Índice sobre el Estado de las Madres 2005, de Save the Children.

Las estadísticas son más que simples números, señala el reporte, que establece que la disparidad y la falta de oportunidades representadas en estas cifras “demandan que las madres en todo el mundo reciban las herramientas básicas que necesitan para romper el círculo de la pobreza y mejorar su calidad de vida, la de sus hijos y la de las generaciones futuras”.

Al igual que el año anterior, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Austria, Alemania, Países Bajos y Noruega, ocuparon los primeros sitios de la clasificación, seguidos de Canadá, Australia e Inglaterra, mientras Estados Unidos, este año en el lugar 11, escaló cuatro posiciones respecto de 2004.

Costa Rica y Cuba se ubican en los sitios 11 y 12 de la clasificación, en los últimos diez lugares se encuentran Camboya, Eritrea (empatados en el puesto 100), Gambia, Nepal, Mauritania, República Democrática del Congo, Yemen, Chad, Etiopía y Burkina Faso y Mali.

El reporte es el sexto que publica el organismo. En el compara el bienestar de madres e hijos en 110 países, 19 desarrollados y 91 en desarrollo, con base en seis indicadores sobre la situación de las mujeres: tasa de mortalidad materna, uso de métodos modernos de contracepción, nacimientos asistidos por personal entrenado, prevalencia de anemia en las mujeres embarazadas, analfabetismo femenino y participación política.

El índice toma también como referencia cuatro indicadores sobre el grado de bienestar de los niños: mortalidad infantil, estado nutricional, inscripción a la escuela primaria y acceso agua potable.

El organismo advierte que la inversión en las madres es vital para la supervivencia y el bienestar de los hijos y concluye que en aquellos países en los que las madres sobreviven y prosperan, los niños también lo hacen, pues su calidad de vida está ligada inextricablemente a la salud y educación de sus madres.

El reporte señala que los diez primeros países, en general, mantienen muy elevados estándares de salud y educación de madres e hijos, mientras los 11 últimos, ocho de ellos de África Subsahariana, son el reverso de la moneda, con un desempeño sumamente pobre en todos los indicadores.

EN AFRICA MUERE UNA DE CADA 19 MADRES

Las condiciones para las madres y sus hijos en estos países son severas. En promedio, destaca el informe, 1 de cada 19 madres muere por causas relacionadas con el embarazo, uno de cada diez niños fallece antes de su primer cumpleaños y uno de cada ocho sufre desnutrición.

La brecha en disponibilidad de servicios de salud materna e infantil, señala, es especialmente dramática cuando se comparan Suecia y Etiopía: personal entrenado en salud está presente en cada nacimiento que ocurre en el país escandinavo, mientras solo seis por ciento de los partos son asistidos en la nación africana.

Agrega que prácticamente todas las mujeres suecas son letradas, 72 por ciento usa algún método moderno de contracepción y solo una de cada 333 verá morir un hijo antes de su primer cumpleaños.

En el lado opuesto, sólo una de cada tres mujeres en Etiopía está alfabetizada, seis por ciento usa algún método de contracepción y uno de cada nueve niños muere antes de cumplir un año.

El Índice de las Madres también proporciona información de otros 68 países sobre los cuales existen datos para presentar resultados sobre los indicadores de la situación de las mujeres o de los niños, pero no de ambos.

Bajo este esquema de análisis, Afganistán ocupa el último lugar después de 169 países en cuanto al bienestar infantil. Ahí, 165 de cada mil niños mueren antes de cumplir un año, 77 por ciento de los niños no están inscritos en la escuela, 87 por ciento no tiene acceso a agua potable y 25 por ciento de la población infantil sufre desnutrición severa.

La situación de las madres afganas es igualmente deplorable: 96 por ciento de las mujeres no usa métodos modernos de contracepción, 85 por ciento de todos los nacimientos ocurren sin asistencia médica y una de cada seis madres muere al dar a luz.

2005/LG/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más