Inicio Sueños feministas

Sueños feministas

En estos momentos se está realizando la Primera Asamblea Feminista en Guatemala con la participación de mujeres indígenas y mestizas, residentes de diferentes lugares de este país centroamericano, cuyo propósito es formular su agenda política.

Con un fuerte contenido simbólico y emotivo, las participantes iniciaron esta actividad rememorando a varias guatemaltecas, sus ancestras. A manera de homenaje y previo a iniciar la presentación de propuestas, en este trascendente encuentro aparecieron grandes fotografías en color sepia de mujeres que han dejado huella porque en su vida recorrieron senderos que dejaron grandes enseñanzas para quienes hoy, asistentes a la Primera Asamblea Feminista, diseñarán sus estrategias para constituirse en sujeto político.

En este camino, un primer referente para ellas es retomar sus antecedentes históricos de cuando menos dos siglos atrás. De ahí la importancia que estuvieran presentes: Dolores Bedoya, política liberal involucrada en las discusiones para lograr la independencia de España y Adelina Caal, asesinada por el ejército en la masacre de Panzós; Rogelia Cruz, secuestrada y muerta por fuerzas paramilitares en 1968.

Así como María Chichilla, participante en manifestaciones contra el dictador Ubico; Irma Chávez, fundadora de la Alianza Femenina Guatemalteca; Alaíde Foppa, intelectual reconocida en América Latina y asesinada por las fuerzas represivas en 1980, Mayra Gutiérrez, catedrática desparecida durante el régimen de Portillo; y muchas otras más.

Es importante señalar que en esta asamblea se está demostrando que entre las feministas en Guatemala hay jóvenes, adultas y veteranas; se cuentan norteñas, del occidente y oriente, de la costa y el lago, de la capital y sus alrededores; además existen activistas sociales, lideresas políticas, investigadoras, estudiantes, mujeres recién alfabetizadas y profesionales.

Efectivamente, para quienes todavía pesan ciertos estereotipos, cabe comentarles la diversidad de mujeres en Guatemala que asumen el feminismo como una base filosófica y teórica, un compromiso político y un referente para una vida libertaria.

Este fin de semana, feministas en Guatemala estarán avanzando en la construcción de un pensamiento propio. Saben bien que existen varias miradas y ello no es un problema, en tanto reconocen que lo distinto no necesariamente significa ruptura ni conflicto, sino riqueza en los enfoques.

En estos intercambios de propuestas también cuentan con antecedentes de algunos debates, en los que ya vislumbran algunos ejes de actuación: la educación sexual, la construcción de nuevos imaginarios y simbología, el reconocimiento de lo diferente y lo mestizo, la deconstrucción de elementos que reproducen el patriarcado, por ejemplo entender que la pureza es un valor o que la violencia y las desigualdades de género son naturales.

Concluyo estas líneas con un pensamiento de las Cuerdas feministas: “atrevernos a pensar estratégicamente es un acto político… compartir nuestras ideas, sueños y propuestas es una base fundamental para construir un movimiento social fuerte, uno que se constituya en sujeto de transformación”.

* Periodista mexicana radicada en Guatemala, editorialista, integrante de la organización La Cuerda, cofundadora de la Red Centroamericana de Periodistas

10/RH/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content