Inicio Superexplotación a mujeres periodistas en Chiapas

Superexplotación a mujeres periodistas en Chiapas

Por Manuel de la Cruz

Cuatro mujeres y dos hombres periodistas que fueron despedidos a principios de este año de una empresa radiofónica de Chiapas después de solicitar aumento salarial, denunciaron hoy públicamente que la empresa se niega a indemnizarlos y rechaza la existencia de una relación laboral, que en algunos casos supera los dos años.

Las y los periodistas aseguran que fueron despedidos en forma injustificada de la estación radial XHTGZ, y anunciaron que presentaron una demanda laboral en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para exigir una indemnización y solucionar el conflicto.

La empresa radiofónica planificó desde entonces una estrategia de hostigamiento con el propósito de intimidar y obligar a las y los informadores a retirar la demanda, revelaron los afectados a los medios de comunicación.

Señalaron que el abogado de la empresa, Sergio Héctor Cupido Ramírez, por órdenes de los empresarios negó cualquier relación laboral de los seis reporteros para no indemnizarlos conforme a derecho.

Los periodistas despedidos por el director del noticiero Notinúcleo, Miguel Ángel Osio, son: Donata Nango, Susana Chavin, Blanca Barranco, Laura Matus, Mario Castillo y José Antonio Morales, quienes percibían salarios raquíticos de 500 a 700 pesos mensuales por su trabajo.

La empresa, conocida popularmente en la entidad como la TGZ incurre en una serie de anormalidades no sólo con los reporteros despedidos sino con la plantilla laboral que aún permanece, agregaron los reporteros.

La empresa pretende no reconocer los derechos laborales de los seis periodistas, pero además nunca les dio las prestaciones de ley, les obligaba a trabajar horas extras sin pagarles, tampoco cubría viáticos cuando estos tenían por razones de trabajo que trasladarse a otra ciudad.

Las mujeres reporteras señalaron que eran obligadas a realizar trabajos que no les correspondían, conducir los programas de noticias Notinúcleo o Reportero UD, y cubrir las ausencias o descansos del resto de sus compañeros sin obtener una remuneración extra por ello.

El despido se originó en enero pasado luego de que los reporteros pidieron al director de noticias Miguel Ángel Osio, un aumento salarial debido a que los 500 pesos mensuales no eran suficientes por su trabajo.

En respuesta Osio molesto las despidió horas después argumentando que había recorte de personal.

El director de Noticias de la empresa no se presentó al primer careo con los periodistas.

En Chiapas la mayoría de los periodistas no cuentan con un salario mínimo profesional ni prestaciones de ley como Seguro Social o vacaciones y en su mayoría las reporteras son hostigadas sexualmente por los propios directivos de las empresas que recurren a la artimaña del despido en caso de no ceder a sus propósitos.

2003/MC/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más