Tamaulipas: atiende Seguro Popular violencia intrafamiliar

VIOLENCIA
    Costos del maltrato se reflejarán en servicios públicos
Tamaulipas: atiende Seguro Popular violencia intrafamiliar
Por: Dora A. de la Cruz García, corresponsal
Cimac | Ciudad Victoria.- 30/01/2006

La violencia contra las mujeres tendrá un costo para los servicios públicos, pues desde este mes comenzó a atenderse a las víctimas de la violencia intrafamiliar y sexual en la entidad, de acuerdo con el Catálogo de Servicios Esenciales del Seguro Popular.

El director del Programa Seguro Popular en Tamaulipas, José Espronceda, informó que a partir de este año se otorga ya servicio médico y psicológico a las y los usuarios del servicio de seguro popular. 60 por ciento de los beneficiarios de este servicio son mujeres.

El padrón del Seguro Popular en Tamaulipas es de 600 usuarios y usuarias, lo que se traduce en 200 familias que reciben atención médica en los hospitales públicos de los 43 municipios del estado. Con esto, Al formar parte del seguro popular, el costo de la violencia intrafamiliar también tendrá impacto en el presupuesto de salud pública.

La violencia contra las mujeres, representa un grave riesgo para su salud, señalan estudios de la Secretaría de Salud; las consecuencias están en las estadísticas de atención médica y psicológica

El doctor Alfredo López de León, especialista en salud reproductiva, opinó que las mujeres que experimentan agresión física o sexual en la niñez o en la vida adulta acuden a los servicios de salud con más frecuencia que el resto. Este comportamiento también se ve reflejado en intervenciones quirúrgicas, visitas al médico, hospitalizaciones y consultas, señaló el especialista.

Investigaciones sobre el tema señalan que las mujeres víctimas de violencia durante el embarazo tienen tres veces más complicaciones durante parto y posparto que las mujeres no maltratadas; la diferencia del peso del bebé al nacer, entre mujeres que habían parecido maltrato, fue de 560 gramos de desventaja.

López de León refirió que la violencia, además de afectar la salud física de las mujeres, repercute en su vida sexual y reproductiva, en su salud mental, y las predispone a algunas enfermedades ginecológicas específicas, como las de transmisión sexual.

Indicó que existen estudios que revelan, en el ámbito mundial, que la violencia contra las mujeres tiene costos importantes para los sistemas de salud pública.

En Tamaulipas, la violencia intrafamiliar no es diferente a la que existe en el resto del país; es un problema social de grandes dimensiones y con consecuencias lamentables. De las lesiones se ha pasado al homicidio: el año pasado asesinaron a 43 mujeres; en 20 por ciento de los casos estuvo involucrada la pareja.

Las estadísticas oficiales hablan de que en Tamaulipas 50 por ciento de la población femenina sufre de alguna forma de maltrato.

06/DC/YT