Inicio Temas centrales en Parlamento Infantil de México

Temas centrales en Parlamento Infantil de México

Por Lourdes Godínez

Pobreza, marginación, abandono, violencia, explotación sexual y laboral, desnutrición, falta de acceso a la educación, adicción, son algunos de los problemas que enfrentan los casi 33 millones de menores mexicanos, a pesar de los Convenios y Tratados internacionales en favor de la infancia firmados y ratificados por México.

Tan sólo en el Distrito Federal (capital del país) alrededor de 14 mil niñas y niños viven en las calles, de los cuales 11 por ciento tiene entre cero y cinco años; el 17 por ciento entre seis y 11 años y el 72 por ciento tiene entre 12 y 17 años.

Hasta ahora las políticas públicas implementadas a favor de la infancia en México han sido insuficientes para dar respuesta a las necesidades de estos pequeños que además necesitan ser escuchados.

Luego de que el 30 de abril del año pasado, las Cámaras de Diputados y Senadores aprobaron por unanimidad los puntos de acuerdo que establecen la realización anual del Parlamento Infantil, México, México se convirtió en el tercer país en el mundo que abre un espacio en donde la niñez pueda expresarse y manifestar sus necesidades. El primero fue Chile y luego Bolivia.

El Primer Parlamento Infantil de México se realizó del dos al cuatro de abril pasados, en medio de incertidumbre por parte de organizaciones civiles como la Red por los Derechos de la Infancia en México.

Esa red cuestiona si el espacio dado a los menores realmente tendrá un impacto concreto en las leyes a favor de la infancia, pues las propuestas surgidas de ese Parlamento no son obligatorias para las y los legisladores.

Durante los tres días que duró el evento, las y los niños fueron parlamentarios y pudieron generar y presentar propuestas que según el secretario mexicano de Educación, Reyes Tamez Guerra, “serán tomadas en cuenta por el Congreso de la Unión en su trabajo legislativo”.

PALABRA DE LEGISLADOR

De esta forma, la única garantía para las y los niños participantes en el evento fue la palabra de legisladoras y legisladores y funcionarios del gobierno federal de “hacer suyas las propuestas y demandas de las y los niños de México”.

Sin embargo, más allá de las críticas y debates en torno a este “espacio de reflexión”, las y los niños de México dieron una muestra de civilidad a las y los legisladores y mostraron interés por temas que nadie pensó se discutirían durante el evento, como la sexualidad y la drogadicción.

Demandaron que las familias les dediquen más tiempo para discutir temas como la sexualidad, la reproducción y las adicciones y solicitaron la intervención del gobierno, los medios de comunicación y los “adultos” para fomentar la integración entre padres e hijos.

Otros temas fueron la salud, vivienda, seguridad social, derechos humanos, educación, medio ambiente y trabajo, para ello, las y los niños se dividieron en cinco grupos parlamentarios: dorado, rosa, naranja, blanco y verde, siendo este último, el único color que coincide con un partido político, el Verde Ecologista de México.

Concientes de que el mundo es cada vez más pequeño las y los niños de México solicitaron al gobierno federal garantizar la paz en territorio mexicano y ser reconocidos como ciudadanos plenos.

Un hecho que sorprendió al Secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda y a los presidentes de la Mesa Directiva de las Cámaras de Diputados y Senado, Armando Salinas Torre y Enrique Jackson Ramírez, respectivamente, fue el hecho de que las y los niños participantes en el Parlamento no se limitaron a hacer demandas, sino que presentaron propuestas concretas.

Entre las propuestas del Parlamento destaca el incremento de los recursos públicos destinados a la salud, la educación y la vivienda, la implementación de plantas para reciclar basura y agua en los municipios del país y la creación de una ley que sancione a las industrias contaminantes.

En el rubro de Seguridad y Justicia, demandaron la destitución de policías corruptos y la promoción de una cultura de la denuncia a fin de “limpiar las instituciones de justicia”. Adicionalmente propusieron que el 10 por ciento de los salarios de los funcionarios de alto rango, sea donado para la creación de empleos.

Aunque aún falta mucho por hacer para que se convierta en un espacio que influya en el trabajo de las y los legisladores, el Parlamento Infantil es ya un espacio concreto y periódico que las organizaciones civiles, maestros, niñas y niños tendrán que aprovechar para lograr cambios concretos en las leyes a favor de la infancia.

2003/LGL/MM/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más