Termina en divorcio uno de cada 13 matrimonios en México

Población
   Trabajo Social de la UNAM, por mediar en casos de violencia
Termina en divorcio uno de cada 13 matrimonios en México
Por: Román González
cimac | México, DF.- 26/11/2002

Uno de cada 13 matrimonios en México termina en divorcio. En el distrito Federal el promedio es de uno por cada ocho, aseguró la académica de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Bertha Mari Rodríguez.

En el salón Luis Donaldo Colosio de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), donde concluyó este lunes el seminario "Diagnóstico sobre la prevención y atención de la violencia familiar en el Distrito Federal", dijo que los divorcios en México se han abordado desde el punto de vista legal, sin considerar los efectos colaterales que viven los involucrados.

Basándose en los últimos reportes del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), la ponente señaló que en el año 2000 se registraron 52 mil divorcios.

Además se calcula extraoficialmente que hay cuatro separaciones sin legalizar entre las parejas que no están casadas civilmente, lo cual da como resultado 261 mil parejas separadas o divorciadas al año.

Expuso que la disolución del vínculo para ambos casos se ha visto acentuado por los diferentes problemas sociales, políticos y económicos, que ponen a prueba la interacción social y la salud mental de las personas en nuestro país.

Mencionó como ejemplo que en la ciudad de México, el estrés, el desempleo, el alto costo de la vida y la sobrepoblación son entre otros factores los que ponen a prueba las relaciones interpersonales.

Actualmente, apuntó, la sociedad en general se ha familiarizado con diferentes propuestas para reducir la violencia en las relaciones humanas, entre ellas la mediación, la cual es una corriente importante del pensamiento que permite la no disolución del matrimonio.

Puso como ejemplo que en el caso de divorcio el abogado tiene por principio la obligación de defender a su cliente y esto le impide interesarse por la situación de la contraparte o del impacto que un determinado resultado podría tener en la familia.

Cuando se obliga a una persona, agregó, a hacer algo en contra de su voluntad sin tiempo de analizar las consecuencias, el matrimonio se disuelve de forma irreparable.

Finalmente, dijo que la mediación es una posibilidad abierta de reducir tanto los efectos emocionales en un problema familiar que tiene un impacto en la sociedad, y sirve para ayudar a las personas a que puedan hacer los cambios necesarios, así como relacionar su vida antes de la disolución matrimonial.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.