Inicio Textos de COP16 están por incluir perspectiva de género

Textos de COP16 están por incluir perspectiva de género

Por Anayeli García Martínez, enviada

Todos los días mujeres y hombres compartimos una misma postura en torno al cambio climático, sin embargo las desigualdades de género resaltan la importancia de contar con un financiamiento que promueva una nueva economía verde y el empoderamiento femenino.

Esa fue una de las conclusiones de un grupo internacional de expertas que participaron en el panel de alto nivel: “Financiamiento para el cambio climático con enfoque de género: empoderamiento de la Mujer y su liderazgo hacia una nueva economía verde”, que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo organizó en esta ciudad.

Las especialistas también celebraron que a unas horas de que concluya la 16 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-16) ?que finaliza este viernes 10 de diciembre? los textos de negociaciones ya estén por incluir la perspectiva de género como un eje transversal.

Ante especialistas en género, financiamiento y medio ambiente, señalaron que en este momento es de gran importancia que mujeres y hombres “estemos juntos” para contra problemas como el hambre y la pobreza.

De acuerdo con Paula Lehtomäki, economista y ministra de Medio Ambiente de Finlandia, se requiere de la contribución de las mujeres para que el uso que se le da a los recursos económicos sea más efectivo y explicó que un primer paso para hablar de financiamiento con perspectiva de género es la participación política femenina.

“La vida política muestra el camino hacia la igualdad de oportunidades y por qué esto es importante ?añadió? Porque las mujeres representan la mitad de la capacidad humana intelectual del mundo, no podemos darnos el lujo de no utilizar la mitad de nuestra capacidad”, afirmó la funcionaria quien también formó parte del parlamento finlandés.

Aseguró que proporcionar igualdad es tan importante para los países en vías de desarrollo como para aquellos que ya están desarrollados, “se necesita la capacidad de las mujeres para reducir la pobreza, no debemos desestimar su papel de productoras de alimentos, gestoras de recursos naturales y cuidadoras del medio ambiente”, afirmó.

MOVILIZAR ECONOMÍA Y GÉNERO

Por su parte la subsecretaria de Fomento y Normatividad Ambiental de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Sandra Herrera, dijo que el éxito que se ha tenido en la COP-16 en materia de género se debe replicar en todo el mundo, aunque señaló que aún esta pendiente concretar el tema en los textos oficiales.

Señaló que estos pendientes son una oportunidad para trabajar y fortalecer ciertas áreas como incluir el tema del dinero con enfoque de género en las instancias encargadas de atender los desastres naturales, lo cual ayudará a discutir cuáles son las necesidades de las mujeres y así poder cubrirlas de forma oportuna.

Respecto al uso de los recursos económicos, Haydee Rodríguez, una mujer originaria de Nicaragua y actual presidenta de la Unión de Cooperativas de Mujeres Productoras, “Las Brumas” expuso el caso de su país en torno al financiamiento como un ejemplo que puede ser retomado para implementar políticas públicas.

Mencionó que en aquel país centroamericano, al igual que en muchas partes del mundo, resulta importante que los recursos económicos llegue a las mujeres indígenas y de campo, porque son de las más afectadas y de las que tienen mayor potencial para hacer frente a los efectos del cambio climático.

“Hemos trabajado y fortalecido las capacidades comunitarias, hemos preservado nuestra agua y tierra; como mujeres queremos que ese financiamiento sea un apoyo para las comunidades y para las mujeres”, afirmó.

Explicó que ellas no sólo quieren que la palabra “mujeres” o “género” sean términos que aparezcan en los documentos que resulten de la COP-16, “queremos ser gestoras de esto y que las iniciativas y prácticas que hemos venido construyendo se conviertan en políticas públicas”, aclaró la activista.

Hizo un llamado para que los gobiernos de cada país mantengan vínculos estrechos con las organizaciones de base de mujeres y que los ministerios de medio ambiente se “conecten” con el campo, de lo contrario, afirmó, “que no sigan negociando porque de nada les va a servir si no nos toman en cuenta”.

Finalmente coincidió con Sheila Sisulu, del Programa Mundial de Alimentos, quien reiteró que hay desafíos que se deben afrontar, “tenemos que convertirnos en actores y tomar decisiones, ver el financiamiento como una inversión, crear espirales de crecimiento verde y tomar acciones para disminuir la desigualad de género y la hambruna”, concluyó.

10/AGM/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content