Inicio TLCAN prohíbe contratación colectiva en Carolina del Norte

TLCAN prohíbe contratación colectiva en Carolina del Norte

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Trabajadoras y trabajadores de Carolina del Norte, Estados Unidos, demandan el derecho a la libre asociación para llevar a cabo la contratación colectiva y la elección de sus representantes en cada centro de trabajo, lo cual les es negado por reglas laborales del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

De acuerdo con un comunicado del Frente Auténtico del Trabajo (FAT), firmado por 41 organizaciones sindicales de México, Estados Unidos y Canadá, 650 mil trabajadores municipales de Carolina del Norte, EU, ven lesionados sus derechos laborales y humanos al tener prohibido, por leyes locales, la posibilidad de organizarse para llevar a cabo una Contratación Colectiva y la elección de sus representantes en cada centro de trabajo”.

Ante ello, hoy el Sindicato de Electricistas, Radio y Maquinaria de América, la Asociación Canadiense de Abogados Laboralistas, y cuarenta y cinco organizaciones sindicales de México, Estados Unidos y Canadá, presentarán una queja ante la Oficina Nacional Administrativa canadiense como un intento más para obligar a Estados Unidos que cumpla con los lineamientos y acuerdos internacionales en materia laboral.

Con estas acciones pretenden que se suspenda, de forma provisional, la aplicación del Estatuto General de Carolina del Norte 95-98 y se reemplace por una legislación que garantice plenamente el derecho de todos los trabajadores a organizarse y negociar colectivamente.

“De acuerdo al Estatuto General de Carolina del Norte (NCGS) 95-98, resulta ser un delito si las y los trabajadoras municipales de ese estado norteamericano demandan, de manera organizada, la firma de un Contrato Colectivo”, detalla el comunicado del FAT.

Además de la existencia de esa prohibición, las y los trabajadores del sector público se ven sometidos a una serie de violaciones a sus derechos laborales y humanos, como la discriminación racial y por sexo, sueldos bajos, jornadas prolongadas, centros de trabajo sin las medidas preventivas mínimas de seguridad e higiene, trabajo forzado de horas extras sin pago correspondiente y mal trato por parte de los superiores.

Las y los trabajadores municipales de hospitales, escuelas, transporte y otros servicios en Carolina del Norte se han agrupado para lograr el reconocimiento y el derecho a organizarse y acceder a la contratación colectiva.

En esta lucha por el respeto a sus derechos humanos y laborales, señala el comunicado del FAT, las y los empleados “han enfrentado una fuerte oposición de algunos sectores conservadores de la sociedad. Así, a los problemas de discriminación racial se suman la falta de mecanismos colectivos para defender sus condiciones de trabajo, tales como mejoras salariales y el pago de tiempo extra”, aseguran.

El problema ya se ha denunciado ante la Comisión Interamericana del Derechos Humanos y la Organización Internacional del Trabajo quien emitió una recomendación al gobierno norteamericano para que respete los derechos laborales de las y los trabajadores, como: asociación sindical y contratación colectiva tal como ocurre en el resto de ese país.

No obstante, “a la fecha no se ha tenido respuesta a la recomendación y no se han citado a las partes a negociar, desatendiendo los acuerdos internacionales en materia laboral y comercial a la que están sujetos los estados miembros del TLCAN”, denuncian.

Actualmente las y los trabajadores en defensa de sus derechos “tienen que promover juicios externos que por lo prolongado de éstos les resultan contraproducentes”, indica el FAT.

Las y los trabajadores municipales en este estado de la Unión Americana buscan que dentro del reconocimiento a sus derechos laborales y en particular la de organizarse puedan encontrar en la contratación colectiva los mecanismos internos en cada empresa que de solución a la problemática laboral que enfrenta la base trabajadora.

Carolina del Norte representa un gran reto para estos trabajadores ya que adicionalmente tienen que lidiar con grupos conservadores de la sociedad, quienes mezclan el factor racial como un elemento que hace imposible una solución sencilla, indica el comunicado.

Estas prohibiciones, continúa el texto, son una clara violación que Estados Unidos hace al Acuerdo de América del Norte de Cooperación Laboral (NAALC) por sus siglas en inglés, que es el acuerdo laboral paralelo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)

VIGILANCIA

Los tres países miembros del TLCAN han establecido una oficina para vigilar el cumplimiento del NAALC. En México y Canadá, esta división se llama la Oficina Nacional Administrativa (ONA). En los Estados Unidos, se le denomina División de Acuerdos de Comercio, Administración y Cooperación Técnica, señala el comunicado del FAT.

Algunas de las organizaciones que realizarán hoy la denuncia ante la Oficina Nacional Administrativa canadiense son: United Electrical, Radio Machine Workers of America, Canadian Association of Labour Lawyers, Alianza de Tranviarios de México, American Federation of Government Employees, AFL-CIO, Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México ASPA, Asociación de Sobrecargos de Aviación de México, Canadian Union of Postal Workers, Canadian Union of Public Employes,
Centrale des syndicats du Québec (CSQ), entre otras.

08/GCJ/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content