Inicio Todo el peso de la ley contra Provida, piden ONG

Todo el peso de la ley contra Provida, piden ONG

Por Rafael Maya

Durante una reunión con las seis organizaciones sociales, -que realizaron una auditoría al grupo Provida que reveló malos manejos de recursos federales-, el secretario de Salud, Julio Frenk se mostró titubeante y evasivo ante los cuestionamientos de las ONG que pidieron todo el peso de la ley para el grupo encabezado por Jorge Serrano Limón.

Durante el encuentro celebrado la semana pasada, los argumentos de Frenk Mora no convencieron a las ONG con relación a la entrega de 30 millones de pesos que hizo la dependencia en 2003 al Comité Nacional Provida.

El secretario Frenk y el ex responsable del Patrimonio de la Beneficencia Pública (PBP), Alessandro Rubio explicaron que aún cuando el convenio firmado entre SS y Provida el 14 de marzo de 2003 sólo contemplaba la asignación presupuestal de ese año, el proyecto de los Centros de Apoyo para la Mujer (CAM), prevé que recibirá recursos federales hasta 2005.

Ante la protesta de las ONG, Frenk Mora resaltó que el convenio con Provida fue cancelado, y que en caso de que la auditoría de la Secretaría de la Función Pública (SFP), confirme las irregularidades detectadas por los grupos civiles, la SS exigirá a Serrano Limón que reponga los 30 millones de pesos.

El secretario de Salud informó durante el encuentro que los 4.5 millones de pesos que se entregaron a Provida este año también serán auditados.

Daptnhe Cuevas, integrante de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, dijo en entrevista con Cimacnoticias que el funcionario no dejó satisfechas a las ONG, al evitar responder con claridad si la SS violentó o no las reglas de operación del (PBP), al otorgar los 30 millones a Provida, cifra superior en 120 veces al tope de asignación a los proyectos de la sociedad civil.

Igualmente, el titular de la SS rechazó en todo momento haber cometido alguna "incongruencia" en la política pública de salud, al apoyar con recursos del erario a una organización que se opone tajantemente al uso del condón, la anticoncepción de emergencia y al aborto legal.

El secretario se justificó diciendo -según Daptnhe Cuevas-, que el apoyo económico de la SS no se destinó a Provida, sino al proyecto de los Centros de Ayuda para la Mujer (CAM), a lo que las y los activistas presentes en la reunión le refutaron que cuál era la diferencia si esas clínicas en las que se presiona a mujeres violadas a no ejercer su derecho legal al aborto, son administradas por la organización de Jorge Serrano Limón. Julio Frenk guardó silencio.

Además de Cuevas, acudieron al encuentro con el secretario de Salud representantes de Salud Integral para la Mujer (SIPAM), Equidad de Género, Letra S, Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), y Fundar.

Por parte de la SS estuvieron presentes el subsecretario de Prevención y Protección de la Salud, Roberto Tapia Conyer; el ex responsable del PBP, Alessandro Rubio -con quien Provida firmó el convenio para recibir los 30 millones-, y la directora del Centro de Equidad y Género, Patricia Uribe, entre otros funcionarios y funcionarias.

MAS RECURSOS A PROVIDA

Cuevas relató que entre lo más "grave" que se abordó en la reunión fue la confirmación de que este año la SS tenía contemplado entregar otros 30 millones de pesos a Provida para sus actividades contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Los funcionarios dijeron que era obligatorio dar esos montos a Provida aun sin la aprobación de la Cámara de Diputados. Las y los representantes civiles reaccionaron airadamente y calificaron esa postura como "aberrante".

Sobre la polémica acerca de que en los CAM se practican abortos clandestinos, Julio Frenk apuntó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de la SS verificará los servicios de los CAM, para comprobar que sean acordes con las disposiciones aplicables y las políticas vigentes.

Las organizaciones presentes en la reunión con Frenk –prosiguió Daptnhe Cuevas-, dejaron en claro que en todo el escándalo por el llamado Providagate -que comenzó a principios de 2003 cuando el ex diputado de Acción Nacional Luis Pazos recortó recursos para prevenir el Sida y los asignó unilateralmente a Provida-, la SS pudo haber incurrido en ilícitos que deben ser investigados.

El secretario Frenk se comprometió con las ONG a acelerar la auditoría de los recursos entregados a Provida, y a mantener un "diálogo permanente" con las y los activistas para informar de los resultados, y en su caso fincar las responsabilidades correspondientes.

2004/RM/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más