Inicio Tortura, parir en la calle y hacinamiento de mujeres en cárceles

Tortura, parir en la calle y hacinamiento de mujeres en cárceles

Por Anayeli García Martínez
juanmendezrelatoronu01acnudhdotorg

Tras considerar que en México la tortura es una práctica generalizada, Juan E. Méndez, Relator de la ONU sobre la Tortura y otros Tratos o Penas crueles, inhumanos o degradantes, criticó la falta de investigación y sanción y destacó que el obligar a las mujeres a parir en la calle y el hacinamiento de éstas en las prisiones, también constituyen tortura.
 
En conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de su visita a México -que inició el pasado 21 de abril y concluyó este día- Juan E. Méndez, afirmó que esos delitos se convirtieron en una especie de endemia que hay que corregir.
 
Al hablar de la violencia de género, afirmó que las mujeres padecen amenazas, insultos y en muchas ocasiones son víctimas de abuso sexual, hostigamiento y humillaciones por el hecho de ser mujeres y destacó la tortura en migrantes, mujeres en reclusión y en el tema de derechos sexuales y reproductivos.
 
En el caso de las personas migrantes, consideró como preocupante que quienes cruzan por México deban permanecer en centros de detención y que las niñas que no viajan acompañadas no tengan espacios de estancia digna, lo que sí ocurre con los niños.
 
Sobre el tema de las prisiones destacó que el hacinamiento, mantener a las personas en celdas por largo tiempo, imponer sanciones arbitrarias y no brindarles atención médica, constituyen tortura.
 
El relator mostró especial interés por la situación que guardan los centros de Readaptación Femenil de Santa Martha Acatitla y del Penal Neza Bordo, así como del Penal Topo Chico, de Monterrey, donde prevalece el hacinamiento de la población penitenciaria y se carece de servicios básicos de salud.
 
En el tema de derechos sexuales y reproductivos, mencionó que las humillaciones por parte de los prestadores de los servicios de salud hacia las mujeres, a quienes se les niega la atención médica, en especial a las embarazadas quienes han sido obligadas a parir en la calle, también constituyen tortura.
 
 
 
El relator informó que durante su visita a nuestro país, encontró que la tortura se ejerce durante las detenciones o cuando las personas son privadas de la libertad sin orden judicial, ya que el que no tengan abogado de oficio o pasen un largo tiempo aisladas antes de declarar, constituyen el escenario propicio para ejercer la tortura.
 
En este tema señaló que los jueces tienen la obligación de investigar estos casos y excluir de los procesos penales todas aquellas pruebas que hayan sido obtenidas mediante tortura u otros tratos crueles.
 
“No tengo empacho en decir que el problema es la impunidad”, explicó al considerar que la expedición del nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales, puede ser una excelente herramienta para aliviar esta problemática.
 
Destacó como avances la Ley General de Víctimas que podría permitir la reparación del daño, así como la reciente aprobación de la reforma al Código de Justicia Militar, que establece que los militares que violen derechos humanos de civiles, sean juzgados en tribunales civiles.
 
El relator señaló que ya dio a conocer sus impresiones preliminares al gobierno mexicano y que en los próximos meses elaborará un informe completo sobre este tema, el cual será confidencial y entregado al Estado mexicano para que  haga sus observaciones y posteriormente se envíe a Naciones Unidas.
 
14/AGM/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más