Trabajadora de la CNDH con cáncer denuncia discriminación

NACIONAL
Acceso a la justicia para las mujeres
   Desde 2015 emprendió un proceso para defender derechos laborales
   
Trabajadora de la CNDH con cáncer denuncia discriminación
Imagen retomada del blog clubargentina.com
Por: Berenice Chavarría Tenorio
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 22/05/2019

La trabajadora de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) Paloma Ruiz Rodríguez, denunció que nuevamente es víctima de discriminación por parte de esta instancia, tras negársele nuevamente, la cobertura médica que cubre el tratamiento de los 3 tipos de cáncer que padece.

En entrevista con Cimacnoticias, la trabajadora de la Comisión comentó que a inicios de 2019 se le informó que no podría renovar lo póliza de seguro que otorga la CNDH debido a que su nombre había salido de la lista de beneficiarios. Sin razones aparentes y sin opciones, Paloma tuvo que comenzar una lucha para que sus derechos sean reconocidos.

Paloma Ruiz narró que la Comisión les informó a sus trabajadores que la póliza vencía en marzo pasado, por lo que ella quiso adelantarse y pagarla para contar con la cobertura médica correspondiente; sin embargo, la aseguradora la rechazó.

Ruiz Rodríguez denunció que teme que estas acciones se deban a represalias en su contra por haber emitido diversas quejas por discriminación ante el Instituto de las Mujeres (Inmujeres) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

En sus palabras, laborar en la CNDH ha sido una pesadilla. Contó que no se respetan sus derechos, la discriminan y sufre violencia institucional. “Tengo prácticamente dos semanas sentada en una esquina, en un rincón, a lado de una fotocopiadora y sin hacer nada. Además, mi salario no corresponde a mi temporalidad dentro de la CNDH”.

Cimacnoticias acompañó el caso de Paloma Ruiz en 2015 cuando fue despedida de la CNDH. El camino inició en septiembre 2014, cuando durante su puesto como investigadora a la Primera Visitaduría General comenzaron sus problemas de salud; se le diagnosticó cáncer de endometrio (matriz), cáncer de mama y cáncer de páncreas.

Tras esta noticia comenzó a solicitar incapacidades mientras duraban las 30 sesiones de quimioterapia y 30 radioterapias que debía recibir para combatir las enfermedades.

Pese a estos padecimientos Paloma Ruiz acudía a la CNDH a laborar para que su contrato se renovara. Éste concluyó el 31 de diciembre de 2014; sin embargo, la CNDH decidió cesarla de su puesto.

Tras una ardua lucha, en febrero de 2015 fue recontratada por el área de Comunicación, con la mitad del sueldo que tenía anteriormente y sin poder renovar lo póliza de seguro que tiene la CNDH con un hospital privado y que les brinda a sus trabajadores un descuento en coberturas médicas.

La lucha continuó y se le brindó una póliza que concluiría en marzo de este año. Pero este 2019 se repitió la historia.

“No sé si estos tratos se deban a que soy mujer o por mi estado de salud. Se supone que la CNDH es un organismo que presuntamente vela por los Derechos Humanos, pero no lo hace. Y no es la primera vez que sucede en mi caso. Hablamos de revictimización, ya me sucedió y ahora de nueva cuenta”, contó.

Ante las quejas emitidas, Inmujeres le ofreció apoyo psicológico y Conapred, después de bastante tiempo, le brindó seguro médico en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Sin embargo, denunció que esta institución de salud no cuenta con los medicamentos que sus enfermedades requieren.

Por ello continúa buscando que la CNDH la incluya en la lista de beneficiaros que cuentan con un seguro médico privado. Esto no representa la gratuidad del servicio, sino un descuento por laborar en este organismo.

Paloma tuvo que aplazar tres veces su tratamiento este año, hace unos días lo retomó. “No busco lástima, busco que se respeten mis derechos; que no haya exclusión ni discriminación por ser mujer ni por mi estado de salud. La política en CNDH es ignorar, para ellos no sucede nada. Quiero que se concrete lo de la póliza y los derechos laborales, quiero que cese la violencia. Quieren que renuncie, pero no lo van a lograr”, concluyó.

VIOLENCIA LABORAL CONTRA LAS MUJERES

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016, el ámbito laboral ocupa el tercer lugar de los espacios donde las mujeres advierten haber sido víctimas de algún tipo de violencia.

El panorama empeora frente a una enfermedad, más cuando se trata de algún tipo de cáncer. De acuerdo con la Sociedad Americana de Oncología Clínica (Asco por sus siglas en inglés), algunos ejemplos de discriminación tienen que ver con ser descendido de un puesto de trabajo sin un motivo evidente; encontrarse con una falta de flexibilidad cuando se pide permiso para asistir a citas médicas y ser dejado fuera de capacitaciones o de la toma de decisiones.

Ejemplo de ello es el caso de Adriana Rodríguez Hernández, quien padece cáncer de mama y fue despedida en diciembre de 2016 de la Comisión Estatal de Seguridad del Estado de México (CES Edomex). En un primer momento fue relegada del área que dirigía y posteriormente fue reinstalada. Pese a que recuperó su trabajo, ningún organismo de Derechos Humanos atrajo su caso, afirmando que no ocurría discriminación laboral.

Como los casos de Adriana y Paloma hay cientos, ante esto, la propia CNDH indica que los Derechos Humanos laborales están en constante expansión en virtud del desarrollo económico y los habitantes de los Estados que son parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos pueden hacerlos valer a través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

19/BCHT/LGL