Inicio Trabas políticas frenan equidad de población femenina

Trabas políticas frenan equidad de población femenina

Por Beatriz Jiménez

Voluntad política para movilizar recursos que logren la igualdad de las mujeres y la incorporación de la perspectiva de género a través de poderosos aliados, fueron los grandes retos vislumbrados por los asistentes a la VIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe.

El documento, también conocido bajo el nombre de El Consenso de Lima, partió del reconocimiento a la persistencia de la discriminación contra las mujeres, su situación de pobreza, su limitado acceso a la educación, al empleo y los servicios de salud, y será materia de discusión en la IX Conferencia Regional a celebrarse del 10 al 12 de junio próximos, en la ciudad de México.

Dado aquel contexto, los participantes a la VIII Conferencia tomaron como acuerdo el reconocimiento de lo hasta ese momento hecho por los gobiernos, en el sentido de institucionalizar la perspectiva de género creando mecanismos específicos de promoción de la equidad.

Pero resaltando también que urgía acelerar y profundizar lo logrado hasta ese momento, y que se habían encontrado trabas políticas y culturales que, al no tomar en cuenta a las mujeres, acentuaba su inequidad.

Presentado en la ciudad de Lima, Perú, del 8 al 10 de febrero de 2000, el consenso de los participantes fue de preocupación por la persistencia de la discriminación en el goce de los derechos humanos, lo cual era especialmente grave en el caso de las mujeres y las niñas.

Los participantes se comprometieron entonces a la promoción efectiva de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW, por sus siglas en inglés), y de la Convención Belém do Pará como marcos programáticos que orientaran sus acciones de protección a las mujeres.

De igual forma, comprometió a los países de la región a reorientar y elaborar políticas públicas que colocaran a la equidad de género y social en el centro de las preocupaciones gubernamentales.

Para lograrlo, era necesario hacerse del concurso de una serie de agentes de la sociedad civil nacional e internacional que apoyaran la creación de redes de mujeres para ampliar su capacidad de ejercer influencia en la vida pública de los países en lo que refería a la búsqueda de la igualdad.

El Consenso de Lima se avocó entonces a la promoción del cambio de los patrones culturales con el objeto de potenciar la presencia femenina y la búsqueda de la equidad e igualdad de esta parte de la población, tratando de integrar especialmente a los varones en este proceso.

La Conferencia Regional es un órgano subsidiario de la CEPAL, convocado para identificar las necesidades regionales y sub regionales de las mujeres, presentar recomendaciones, realizar evaluaciones de las actividades llevadas a cabo en cumplimiento de los acuerdos y planes regiones e internacionales sobre el tema y proporcionar un foro para el debate.

Hasta la fecha los estados miembros de la CEPAL han realizado ocho conferencias regionales sobre la integración de la mujer en el desarrollo económico y social de América Latina y el Caribe.

En ocasión de la IX Conferencia Regional los temas sustantivos de la reunión son Pobreza, economía y equidad de Género, empoderamiento, desarrollo institucional y equidad de género.

2004/BJ/GV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más