Inicio Tramposa campaña de Provida contra aborto legal

Tramposa campaña de Provida contra aborto legal

Por Carolina Velásquez

Mediante una campaña permanente de persuasión para que las mujeres no ejerzan su derecho al aborto legal en México -con publicidad pagada con recursos federales- , Provida y su Red de 44 Centros de Ayuda a la Mujer (CAM), operan en todo el país a través de una cortina de humo, sin un registro legal y fuera de toda supervisión médica.

Una investigación realizada por Cimacnoticias en el Distrito Federal y los estados de Hidalgo, Morelos y Oaxaca muestra su "modus operandi". El pretexto es "orientar" y "presentar alternativas de solución" para conseguir que las mujeres víctimas de violación o de un embarazo no deseado desistan de interrumpir su embarazo.

Mediante una estrategia clara que incluye la inserción de anuncios en periódicos nacionales, en el sistema de transporte colectivo Metro del Distrito Federal, así como escritos con un lenguaje ambiguo y sin dirección -de los cuales sólo se proporciona el teléfono-, el grupo opositor al uso del condón y a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, encabezado por Jorge Serrano Limón, teje una red so pretexto de "salvar vidas".

"¿Estás embarazada? ¡No estás sola! ¿Llámanos!" "¿Tienes un embarazo inesperado… y no sabes qué hacer? No te desesperes… no estás sola" "Tuviste relaciones sexuales. ¿No te cuidaste?… ¿piensas qué algo falló?… ¿tienes dudas? Llámanos" Esas son las leyendas que inundan a las mujeres, a quienes se les proporcionan los teléfonos directos (52601719 y 52608763 para el DF) según la localidad o lada sin costo (01 800 6248632)

Los números telefónicos pertenecen al Provida y su Red de CAM en todo el país. Sin proporcionar cifras, estadísticas o estudios realizados en el país, en la web ProVida acepta que los embarazos inesperados y no deseados "lamentablemente van en aumento". Incluso su página www.prodigyweb.net.mx/cprovida garantiza "confidencialidad" a sus víctimas.

Así, a las mujeres que finalmente llaman para solicitar el "supuesto apoyo", se les otorga una cita en algunos de los CAM con que cuenta el grupo ultraderechista. Ya en el lugar, la persona encargada -quien rara vez proporciona datos acerca de su calidad profesional-, deja deliberadamente a solas a la mujer embarazada "para que tome una decisión". El objetivo no es otro que el de mostrarle un aterrador video cuyo título es "El Grito", que muestra la "experiencia dolorosa" de un aborto.

Para ellos, las circunstancias en que se dio el embarazo no importa, mucho menos les interesa proporcionar información veraz y objetiva sobre planificación familiar (métodos de control natal), derechos sexuales y reproductivos o la legislación que existe en México acerca del aborto. Lo cierto es que su interés es lograr que aquellas mujeres con un embarazo inesperado o no deseado no aborten.

Con un lenguaje ambiguo y sin base legal alguna, el personal de los CAM explican quienes son y su objetivo de manera general. Se autodefinen como un grupo de personas convencidas de que ninguna mujer aborta por gusto y quién lo hace -sostienen-, es porque detrás de ella "existe una serie de circunstancias y problemáticas que la orillan a tomar, quizá, la decisión más trascendental de su vida".

Provida mantiene, además, un enlace con Human Life International, organización ultraderechista que afirma ser la más grande del mundo, cuya misión es promover y defender la vida y la familia en la Tierra, en fidelidad al Magisterio de la Iglesia Católica y "por medio de la oración, el servicio al prójimo y la educación".

También forma parte de la Red de Ayuda a la Mujer en América Latina, creada en el 2000, como "la manera más eficaz de salvar a los niños no nacidos". ¿De qué forma? "Acogiendo a la mujer embarazada que se siente tentada a abortar" Servicio que ofrecen a través de los CAM.

En 2003 el grupo Provida contrató servicios de Publicidad de la empresa Mercatel –vinculada a la organización-, por un monto de 9 millones 745 mil pesos, esto es, más del 75 por ciento de los 30 millones que fueron desviados del presupuesto destinado a el combate del VIH/Sida por el diputado Luis Pazos de la Torre, cuando fungió como presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados.

Dichos recursos según Provida iban a ser destinados a la creación de 10 Centros de Apoyo a la Mujer, los denominados CAM, donde hoy en día la desinformación es el pan de cada día.

Nunca se habla a las mujeres que recurren en busca de apoyo de la legislación vigente en la localidad sobre el aborto –legal en México en caso de violación en todo el país desde 1932-, ni de lo servicios oficiales en materia de salud. Por el contrario, los folletos que se entregan contradicen los programas gubernamentales de planificación familiar.

Incluso, aprovechando la confusión y el desamparo en que llegan –presente en la mayoría de los casos, ya sea por rechazo de la familia, ausencia del padre y/o problemas económicos-, ofrecen apoyar a las mujeres durante todo el embarazo y para ellos les brinda "expertos ginecólogos, techo y comida", además de un albergue gratuito y, la opción de que si no quieren tener el bebé pueden darlo en adopción, "nosotros nos encargamos de todo", prometen. Sin embargo, una vez logrado su objetivo, abandonan a su destino a las mujeres, -muchas de ellas, víctimas de violación- junto con sus hijos.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content