Transporte público: segundo espacio donde más se violenta a mujeres

NACIONAL
Acceso a la justicia para las mujeres
   Intentos de secuestro en el metro pudieron haberse prevenido con AVG
Transporte público: segundo espacio donde más se violenta a mujeres
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Berenice Chavarría Tenorio
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 13/02/2019

En la capital, el transporte público es el segundo espacio donde es más recurrente la violencia contra las mujeres: 19.2 por ciento de las capitalinas ha sido violentada en él. En primer lugar se localiza la calle con 70.5 por ciento y le siguen los parques con 2.4 por ciento.

Los datos anteriores se desprenden del Informe que el Grupo de Trabajo que analizó la situación de violencia contra las mujeres y niñas en la capital hizo para emitir recomendaciones al gobierno de cómo atenderla, luego que organizaciones civiles hicieran la petición para decretar la Alerta de Violencia de Género en la Ciudad de México.

Los datos están ahí, por lo que los recientes intentos de secuestro a mujeres en la CDMX, no son sino resultado de la falta de prevención y atención para el tema. En opinión de la coordinadora del área de Incidencia del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Selene González Luján, los recientes hechos ocurridos en el Sistema de Transporte Colectivo, refuerzan la necesidad de emitir la AVG en las 16 Alcaldías que conforman la Ciudad.

En entrevista con Cimacnoticias, González Luján explicó que desde antes que la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum tomara posesión del cargo, las organizaciones  peticionarias de la AVG se reunieron con ella para explicarle el porqué de la Alerta, pero no ha habido resultados.

“Nos reunimos con la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, desde antes de que tomara posesión, explicamos cómo estaba la situación y las razones por las que pedimos la Alerta. Tuvimos una segunda reunión en la que también estuvieron la directora de la Secretaría de las Mujeres, Gabriela Rodríguez Ramírez, y las 15 víctimas cuyos casos se encuentran en el informe que se presentó en la solicitud de AVG. Fue una reunión fuerte, amplia, de testimonios”, contó Selene González Luján.

Destacó que en las reuniones no se tuvo resolución sobre la AVG y que debido a los recientes testimonios de intentos de secuestro en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, se realizaron más reuniones.  

Un día antes de que Claudia Sheinbaum presentara el plan de contingencia para atender la violencia en el Metro, se reunió con las organizaciones peticionarias de la AVG. Ahí se recalcó la necesidad de emitir políticas integrales contra la violencia hacia las mujeres, se recordó el estatus de la AVG y se propusieron algunas acciones desde organizaciones para atender los intentos de secuestro.

“No son tal cual como las presentó Claudia Sheinbaum. Nosotras propusimos la existencia permanente de células de denuncia y atención especializada en cada Ministerio Público, no que hubiera solo cinco fuera de las estaciones del Metro. Otra cosa que se pidió y no se habló en la conferencia fue una campaña dirigida a los agresores con un mensaje de cero tolerancia”, explicó Selene González.

Las medidas se desvinculan de lo que organizaciones y colectivos han denunciado por años: la violencia feminicida en la ciudad. “En el informe del Grupo de Trabajo hay una conclusión específica para la violencia presente en el sistema de transporte. Si la AVG ya estuviera activa, ya estarían emitidas estas medidas”, indicó la defensora.

Entre las propuestas al gobierno capitalino destaca la necesidad de que la Secretaría de Movilidad genere procedimientos para la incorporación de medidas de seguridad en los medios de transporte públicos para las mujeres. Además de establecer mecanismos y procesos sencillos y seguros de denuncia con perspectiva de género.

En dicho informe también se solicitan medidas como la implementación de un Plan de acción integral de atención y prevención de la violencia de género en cada demarcación territorial de la ciudad; así como la actualización del Protocolo de búsqueda inmediata de personas en situación de extravío o ausencia, en especial de mujeres, niñas y adolescentes, en congruencia con el Protocolo Alba.

La defensora consideró que dichas acciones enfrentarían estructuralmente la violencia. “No se deben hacer acciones aisladas como las recientemente planteadas por el gobierno capitalino. Se están desvinculando sucesos que ya se podrían haber prevenido con la declaratoria de la AVG a tiempo, y que van más allá de los intentos de secuestro en el metro.

Lo que siempre se denuncia es la presencia de violencia feminicida en la ciudad. Más allá de la apertura al diálogo, no hemos podido observar acciones concisas de parte de la jefa de gobierno. Nos ha llamado en calidad de organizaciones peticionarias, pero nuestra mayor solicitud es que se declare la Alerta en la CDMX porque es un mecanismo que va a permitir atender la violencia de manera integral”, agregó Selene González Luján.

PROCESO DE AVG

Fue el 7 de septiembre de 2017 cuando el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) y Justicia Pro Persona, solicitaron la activación de la AVG en la CDMX.  Dicha solicitud pone sobre la mesa la  gravedad de la violencia contras las mujeres en la ciudad, así como la obstrucción del acceso a la justicia para las víctimas.

El proceso ha sufrido trabas desde el principio “la primera dilación que enfrentamos fue la retención del informe por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), institución que se lo quedó en su poder y no notificó sobre su recepción. Desde las organizaciones denunciamos que Conavim no tenía atribuciones para retener el informe ni realizar modificaciones, porque eso fue tarea del Grupo de Trabajo y las expertas”, explicó.

El 2 de abril de 2018, el entonces jefe de gobierno, José Ramón Amieva, notificó la recepción de la solicitud y el 2 de octubre se cumplió el plazo de los seis meses establecidos en el reglamento para que el gobierno de la Ciudad de México entregara el informe con las acciones que se realizarían de acuerdo a las conclusiones y a las medidas urgentes.

Durante la espera, el grupo de trabajo presentó un Informe, en el que analizó la manera en que el gobierno cumplía con las recomendaciones urgentes emitidas en la solicitud.  

De entre las omisiones que denunciaron contra las autoridades capitalinas para atender la violencia contra las mujeres en la CDMX, el grupo destacó:

Carencia de perspectiva de género en las y los servidores públicos de las diversas dependencias; carencia de contención emocional en el personal de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), falta de incorporación de medidas de seguridad en los medios de transporte público concesionado para las mujeres usuarias. Inexistencia de un sistema para obtener datos sobre la identificación de los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres.

Además, existe un desconocimiento e inaplicación de los protocolos de búsqueda, desestimación de denuncias de desapariciones de mujeres por parte del personal del Centro de Atención de Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA), entre otras deficiencias.

Luego de esto, el gobierno solicitó una prórroga para entregar su informe en atención a la solicitud de AVG, mismo que se tuvo que haber enviado el 16 de noviembre del año pasado; pero no ocurrió así y la entrega se volvió a aplazar, así como la decisión final de la emisión de la alerta en la Ciudad de México.

19/BCHT/LGL