Inicio Tribunal visibilizará violaciones de ALCA contra mujeres

Tribunal visibilizará violaciones de ALCA contra mujeres

Por la Redacción

Un tribunal para hacer visible las violaciones a los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres fue una de las propuestas que destacó en el taller sobre el impacto del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), en los derechos económicos, sociales y culturales y de género en el Primer Foro Social de las Américas (FSA) que recién concluyó.

El taller fue organizado por el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM), y contó con una numerosa participación que obligó a cambiar el aula inicial en la torre 1 de la Universidad Católica, por uno de los auditorios a fin de poder acoger a todos los presentes.

María Eugenia Ramírez, del Instituto Latinoamericano de Servicios Legales Alternativos de Colombia (ILSA), que impulsa el Tribunal en su país, afirmó que con este esfuerzo se está avanzando en hacer visibles los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres, en posicionar el tema en la opinión pública y en la argumentación de los casos emblemáticos de violaciones a estos derechos, según difunde la Red de Mujeres AMARC.

El Tribunal Regional de las Mujeres por los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC), es un proyecto iniciado hace dos años por organizaciones de defensa de los derechos humanos de las mujeres de cinco países: Colombia, Ecuador, Chile, Bolivia y Perú, y a los que recientemente se sumó Argentina.

Esta iniciativa busca también contribuir a la exigibilidad política y jurídica de los derechos económicos, sociales y culturales de las mujeres de la región y contempla la realización de tribunales nacionales en cada uno de los países para luego llegar, con casos emblemáticos, al tribunal regional.

Ramírez sostuvo que es importante conocer lo que son el ALCA y los tratados de libre -comercio, y sus implicancias en los derechos económicos, sociales y culturales. “Tenemos que hacer una vuelta a los Pactos Internacionales para que se sepa que tiene que ver con nosotras”.

Planteó la necesidad de trabajar en proyectos y alianzas conjuntas en medio de la diversidad de los movimientos de las mujeres, que permitan acordar acciones conjuntas posibles de impulsar en los países del hemisferio.

“A la acción política –puntualizó– hay que sumar la acción jurídica y para eso está este tribunal de exigibilidad que nos permitirá trabajar por nuestros derechos económicos, sociales y culturales”.

DERECHOS

Las organizaciones de derechos humanos se han preocupado de los derechos civiles y políticos a lo largo de los últimos decenios. Sin embargo, en los últimos años ha cobrado fuerza la idea de la indivisibilidad e interdependencia de los derechos humanos. Se considera entonces que si no se garantizan los derechos económicos, sociales y culturales, se violan los civiles y políticos.

Los derechos económicos, sociales y culturales (DESC) son aquellos que hacen posible lograr un nivel de vida adecuado para las personas. Cubren las siguientes áreas:

• La igualdad entre hombres y mujeres

• La accesibilidad y las condiciones de empleo

• La sindicalización

• La seguridad social

• La prioridad a la familia y a la protección especial a niños y niñas

• El disfrute de la cultura

• La alimentación

• La vivienda

• La educación

• La salud física y mental

• El medio ambiente sano.

En la Conferencia Mundial de Derechos Humanos de Viena (1993) se declaró, precisamente, la indivisibilidad, interconexión e interdependencia de todos los derechos humanos. La comunidad internacional se comprometió allí a no segmentar la universalidad de estos derechos.

El principio de indivisibilidad ya estaba consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. En 1966 se adoptó el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), y se creó el órgano encargado de controlar las obligaciones de los estados firmantes.

La Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos son los órganos encargados de vigilar el cumplimiento de los derechos económicos, sociales y culturales por parte de los estados que ratificaron el Protocolo. En los hechos, sin embargo, son pocas las denuncias presentadas.

Por eso, las organizaciones no gubernamentales y agencias de las Naciones Unidas están exigiendo un Protocolo Facultativo al Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales que permita presentar denuncias de violación de estos derechos en forma individual o a través de grupos. El acceso a la vivienda y el agua, así como la eliminación de la violencia contra las mujeres son algunos de estos derechos.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más