Inicio » Triunfo del movimiento que secretario “les diera la cara”

Triunfo del movimiento que secretario “les diera la cara”

Por Anaiz Zamora Márquez
marchapolitecnico04cesarmartinezlopez

La búsqueda de las jóvenes por un mejor futuro y la lucha por defender sus sueños y sus estudios tiñeron ayer de guinda y blanco las calles de esta capital, colores que desde 1937, un año después de su creación, identifican al Instituto Politécnico Nacional (IPN).
 
Con credenciales en manos “para evitar que digan que no son estudiantes”, miles de jóvenes politécnicas recorrieron Circuito Interior, la Avenida Paseo de la Reforma y Balderas para decir que no permitirán que un reglamento que fue diseñado sin consultarlas les impida convertirse en licenciadas o ingenieras.
 
Al mediodía, la Unidad Profesional “Lázaro Cárdenas”, conocida como el Casco de Santo Tomás –lugar donde miles de estudiantes se refugiaron de una represión policiaca durante el movimiento estudiantil de 1968–, recibió a quienes venían de las Escuelas de Tecamachalco, Ticomán, Tepepan, Culhuacán y Zacatenco, y de los Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT), es decir las “Vocacionales”.  
 
Apresuradas, caminando de un lado a otro, las jóvenes insistían en el carácter pacífico de su manifestación, por lo que no permitieron agresiones o actos de vandalismo, ni la incorporación de otros grupos y “mucho menos de los porros”. Si en algún momento la policía los agredía no caerían en provocaciones, aclararon.
 
Como se había pactado en la asamblea del pasado domingo y como se había informado la noche anterior, la megamarcha de ayer se dividiría por escuelas, así que una a una fue acomodándose para salir a “defender la educación pública” y poner “la técnica al rescate de la Patria”. Salieron del casco en punto de la una de la tarde.
 
Encabezando la marcha se veían los cascos de protección, los planos y las reglas que portaban las y los alumnos de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA), plantel que fue el primero en salir a manifestarse contra los cambios al plan de estudios.
 
“Paola”, estudiante de primer semestre de Ingeniería Civil, contó a esta agencia que desde el inicio del semestre en su escuela las clases han sido irregulares debido a que existe una confusión en la manera en la que se debe implementar el nuevo plan de estudios, que fue aprobado en el periodo vacacional sin consulta previa.
 
“Me levantó temprano, viajo más de una hora todos los días para llegar a la ESIA, para encontrarme con que no tengo clases, o que no me darán las materias que son indispensables para mi formación y futuro trabajo; eso lo voy a gritar en las calles porque es mi derecho”, dijo.
 
Batas blancas, playeras con el nombre o escudo de sus carreras, tiras de materias y boletas de calificaciones también eran mostradas por las estudiantes, pues querían dejar muy en claro que “no eran delincuentes”.  
 
“MAMÁ, FUI A DEFENDER EL POLI”
 
“Mamá ahorita vengo, fui a defender el IPN”, “Lucho por lo que quiero y te quiero a ti IPN”, decían algunos de los carteles que las jóvenes portaban con orgullo.  
 
“Laura”, estudiante de Relaciones Comerciales de la Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA) –quien aclaró que no podía hablar a nombre de las bases del movimiento, pues eso sólo corresponde a las y los integrantes de la “Asamblea por la Defensa del IPN”–, contó que decidió salir a las calles en solidaridad con todas las personas que integran el Politécnico.
 
Por ahora su escuela no se ve afectada por los posibles cambios en los planes de estudio, pero observó que el nuevo reglamento interno –aprobado el pasado 24 de septiembre– es “muy severo” con las y los alumnos, “especialmente con los de ingeniarías que tienen materias muy pesadas y no nos parece que si reprueban una materia los vayan a sacar del ‘Poli’”.
 
La joven dijo que si no salen a defender sus escuelas y sus planes de estudio y a solidarizarse con las y los que se ven más afectados “el atropello” a sus derechos continuará.
 
Junto a ella caminaba “Itzel”, estudiante de Contabilidad en la ESCA, quien aseguró “que no es justo que después de estudiar tanto no vayamos a ser más que técnicos profesionales o capacitados”, lo que sucedería si entra en vigor el nuevo reglamento.
 
Para “María”, estudiante de Optometría en el Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), asistir a la marcha “portando los colores de su institución” fue una forma de alzar la voz y demostrarle al gobierno que las y los jóvenes “luchan por su futuro aunque no se les garanticen todas las oportunidades”.
 
APOYO
 
A la manifestación también se unieron estudiantes de otras instituciones como la UNAM y la Universidad Autónoma Metropolitana, quienes también gritaban “el huelum” (la porra politécnica) porque “estamos unidos defendiendo la educación pública”.
 
También acompañando los bloques, caminaban madres de estudiantes. Una de ellas contó que escoltaba a sus dos hijas, una estudiante de Medicina y otra de una “Voca”, “porque me gusta que defiendan sus sueños y porque yo también fui politécnica”.
 
Al llegar a las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación (Segob), las y los jóvenes se detenían para reacomodarse y esperar a que llegara la hora a la que habían acordado una reunión con el titular Miguel Ángel Osorio Chong: las seis de la tarde.
 
No obstante, alrededor de las 5:30 se decidió que no se ingresaría a la dependencia, pues ello no garantizaba un compromiso público del funcionario, además de que sólo se les permitiría el acceso a algunas y algunos de ellos y a los medios de comunicación acreditados, que a decir del movimiento estudiantil “tergiversan la información”.
 
Por ello, comenzaron a gritar más “huelums” para invitar al secretario a salir y reunirse con ellos en la calle. “Nuestras manifestaciones han sido pacíficas, hemos demostrado que tenemos educación. Osorio no debes tener miedo, nada te vamos a hacer, sólo queremos que nos escuches”, decía una joven representante de la Escuela Superior de Economía.
 
Finalmente, y tras varias ofertas para que entrara un grupo de estudiantes a la Segob, Osorio Chong salió de la dependencia y subió a la tarima que se había instalado a unos cuantos metros (protegida por vallas metálicas y granaderos).
 
Frente a miles de estudiantes, el funcionario leyó el pliego petitorio que pugna por la abrogación del reglamento interno, la destitución de la directora general del IPN, Yoloxóchitl Bustamante Díez, y porque se conceda la autonomía a la institución.
 
En un primer momento, Osorio Chong ofreció entablar una conversación en ese momento para “encontrar una solución”, pero las y los manifestantes se negaron a “sus soluciones al vapor”.
 
Le pidieron que analizara sus peticiones con detenimiento, pues querían que se cumplieran cabalmente los 10 puntos del pliego,  por lo que se acordó volver a la Segob este viernes 3 de octubre por la respuesta del gobierno federal.
 
El triunfo del movimiento, de lograr que “Osorio les diera la cara”, les dibujó una sonrisa a las y los jóvenes, quienes abandonaron –sólo por la tarde de ayer– las calles de la ciudad.
 
14/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: