Inicio Turquía: Una de cada tres esclavas sexuales es madre

Turquía: Una de cada tres esclavas sexuales es madre

Por la Redacción

“Una de cada tres mujeres que en Turquía cae víctima de la trata de seres humanos es madre. La edad de la mayoría de ellas es de 18 a 24 años, y aproximadamente 60 por ciento de ellas proceden de Moldavia y Ucrania”, afirmó Marielle Sander Lindstrom, dirigente de la misión turca de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Con el fin de poner un freno a este flagelo, la OIM lanzó una campaña que consiste en la transmisión de un mensaje por televisión: “Mi mamá prometió volver, pero no la puedo encontrar en ninguna parte. ¿Dónde está mi mamá?”, pregunta un niño. “¿Ustedes no han visto mi mamá”, le hace coro una niña con la vista clavada en un punto lejano.

El mensaje completo integra a cuatro niños de una aldea moldava pidiendo se les devuelva a su mamá. Según Sandler Lindstrom, la intención es salvar a las mujeres de la esclavitud sexual: “Mediante esta campaña que realizamos en la televisión turca queremos ayudar a cuantas han caído en las redes de los traficantes y darles a entender que no todas las esperanzas están aún perdidas”, manifestó, de acuerdo con información de ArgenPress.

Según cálculos de la OIM, en 2005 los beneficios del comercio sexual en Turquía alcanzaron los 3 mil 600 millones de dólares. “El año pasado se registraron oficialmente 469 casos de liberación de mujeres de la esclavitud sexual, pero nuestra opinión es que el número de víctimas de la “exportación de prostitución” es 10 veces mayor, afirmó la activista.

“La tarifa media por el servicio es de unos 150 dólares. El número de servicios puede llegar diariamente a 15, así que si multiplicamos los beneficios diarios que aportan estas esclavas por, digamos, 340 días al año, obtendremos una cifra de 3 mil 600 millones de dólares”, aclaró la titular de la misión de la OIM.

Según ella, estos últimos años Turquía se ha convertido en un emporio internacional de la prostitución ilegal, sobre todo para mujeres procedentes de los países de la antigua Unión Soviética.

“Las causas principales por las que muchas mujeres caen en la esclavitud sexual son la miseria y la deprimente situación económica en sus países. En la patria sus ingresos no pasan de dos dólares diarios y, por lo tanto, en busca de medios de subsistencia están dispuestas a viajar adonde quiera”, indicó.

De organizar los viajes al extranjero bajo el pretexto de emplear a las mujeres en calidad de bailarinas, camareras o amas de brazos se encargan personas especiales a las que la dirigente de la misión de la OIM llama reclutadores. Luego la situación se desarrolla en forma típica.

UNA HISTORIA DE VIDA

“Nací en Moldavia en 1980 y tengo dos hijos. Un conocido mío me ofreció empleo en Turquía, y yo lo acepté sin pensar dos veces porque no podía sostener a mi familia. Cuando llegué a Turquía, en el aeropuerto me esperaba un hombre que me quitó el pasaporte y me llevó a una aldea”.

La mujer moldava continúa su relato: “Cuando llegué me dijeron que yo iba trabajar en la industria sexual. Me negué pero ellos me amenazaron con matar a mis hijos. Me obligaron a tener sexo, me encerraron en la casa y traían constantemente clientes. Una vez me hicieron atender a seis hombres a la vez. Me daban fuertes palizas y me escarnecían todo el tiempo”.

Lo que ayudó a liberarse a esta mujer moldava fue una llamada gratuita al número 157, una vez que vio este servicio por televisión. “Llamé y dije lo que a mí me pasaba, y me salvaron los gendarmes”.

La línea caliente destinada a ayudar a las mujeres víctimas de esclavitud sexual comenzó a funcionar en Turquía en 2005, promovida por la OIM. Tableros especiales instalados en los aeropuertos internacionales de Turquía informan sobre la existencia de esta línea.

La titular de la misión turca de la OIM informó sobre otro caso en que una esclava sexual fue liberada con ayuda de la línea caliente. Esto ocurrió el año pasado en la provincia balnearia de Natalia, donde durante 10 meses se mantuvo encerradas a cinco ciudadanas de Ucrania en un sótano de cuatro metros cuadrados y se les obligó a ejercer la prostitución.

En los últimos dos años Turquía ha intensificado su cooperación con las organizaciones internacionales a fin de combatir los grupos criminales que se ocupan de la trata y la “exportación de prostitución”. El nuevo Código Penal de Turquía, que entró en vigor en 2005, dedica una cláusula especial a este flagelo.

06/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más