Inicio Ugandesas condenadas a rehenes

Ugandesas condenadas a rehenes

Por la Redacción

Miles de vidas tronchadas, física y espiritualmente, es el saldo inmediato de los conflictos armados que aún azotan a diversas zonas al sur del Sahara. Tales guerras generan, además, una larga estela de efectos negativos en la supervivencia y reproducción de la sociedad, debido a que rompe eslabones fundamentales en el proceso de crecimiento y desarrollo.

En la mayor parte de los estudios sobre las contiendas bélicas, se hace un aparte con la situación de los llamados sectores más susceptibles de perecer ante una contienda armada.

Niños, ancianos y mujeres se presentan como sujetos condenados a priori a ser aniquilados en un mortal maremagno.

En el caso específico del segmento femenino, las probabilidades de muerte se multiplican a través de la sevicia de fanáticos o extravíos ideológicos de pusilánimes.

Las más recientes informaciones sobre abusos lascivos, esclavitud sexual infantil y servidumbre forzosa colocan actualmente a la guerra en la región septentrional de Uganda entre las más aberrantes en el período postcolonial africano.

Durante dos décadas, el denominado Ejército del Señor (LRA, por sus siglas en inglés) ha combatido a las fuerzas gubernamentales de Kampala en un conflicto de confusas connotaciones y de criminales consecuencias para la población civil.

Los sublevados del ex catequista Joseph Kony guerrean con el objetivo de establecer en el país de los Grandes Lagos africanos un sistema social, político y económico basado en los Diez Mandamientos cristianos.

Pero su propuesta de elevar la cruz como guía certera en medio del caos, ha perdido toda validez luego de que la opinión pública mundial calificó de ignominiosas sus prácticas de raptos, asesinatos y violaciones.

La purificación que proyectan los seguidores de Kony comienza con la desarticulación de la familia, para concluir con la destrucción del tejido social.

El secuestro de mujeres integra la dinámica de guerra de la formación antigubernamental.

Sobre esa práctica, el sitio web Adital expone que “en el norte de Uganda las mujeres son raptadas por los rebeldes del LRA (Lord Resistance Army). Lo más grave es que, si la mujer se resiste, no sólo la matan, sino que antes la mutilan”.

Existe un marcado interés por derrumbar al edificio comunitario, al Estado nacional, desde la base. Así el planteamiento esencial parece dirigirse a socavar los pilares de la reproducción, tanto en términos de maternidad como en el crecimiento robusto de la sociedad.

Recordemos que entre el 40 y el 60 por ciento de los ingresos en familias que bordean los límites de pobreza proceden del trabajo de la mujer adulta (madre o hermana).

Asimismo, en el caso de Africa, los vestigios de la comunidad tradicional de fuerte acento matriarcal, unido a la falta de cobertura de asistencia social, hacen que la mujer asuma en la mayoría de los casos la manutención de la familia extendida.

También la formación cultural del individuo depende en gran medida del papel de la madre en las etapas de adolescencia y juventud; retirar esa opción ocasiona la distorsión en su formación como ser social.

A la falta de la madre, su papel lo asume la hija mayor, quien entonces deberá saltar etapas con urgencia para cumplir las funciones requeridas, y la práctica demuestra que al no estar totalmente calificada, generalmente distorsiona la educación hogareña.

Todas esas secuelas se suman a las decenas de miles de mujeres que murieron, en todos estos años, baleadas o macheteadas y a la amplísima población femenina que malvive en el millón 400 mil refugiados.

No obstante, rodeadas de todas sus calamidades, las residentes en el norte de Uganda se niegan a coexistir con la inseguridad respecto a si mañana habrá esperanza para su existencia o si continuarán siendo rehenes del miedo de ser masacradas y su dignidad pisoteada.

*El autor es periodista de la Redacción de Africa y Medio Oriente de Prensa Latina.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content