Inicio Un mundo al revés

Un mundo al revés

Por Cecilia Lavalle

¿Se imagina vivir en un mundo al revés?

Y no me refiero a la confusión que provoca vivir en una época en la que la palabra paz quiere decir la ley del más fuerte, guerra preventiva significa invadir a otro país, pacificar es igual a someter, o patriotismo es sinónimo de “estás conmigo o contra mí”.

Tampoco me refiero a la incertidumbre que provoca que la palabra Estado de Derecho y legalidad tengan tantos significados como la palabra azul, que lo mismo puede referirse al cielo, al mar, a un estado de ánimo, a un partido político o a un policía.

Asimismo, no me refiero a un ambiente político en el que, independientemente del asunto que se trate, siempre se trata de una lucha de vencidas.

No, aunque sin duda esos elementos (y que conste que sólo son un pálido ejemplo), bastarían para tener la absoluta certeza de vivir en un mundo de cabeza.

Me refiero en realidad a imaginar un mundo en el que todo lo que se necesita está del lado contrario. Los zurdos no tienen que imaginarlo, viven en un mundo al revés.

Actualmente, 13 de cada 100 habitantes de este planeta son zurdos; es decir, sus habilidades están del lado izquierdo de su cuerpo. Pero, para su desgracia, viven en mundo pensado y diseñado para diestros.

Para llamar la atención sobre este sector de la población y superar los mitos y supersticiones que se han creado a su alrededor, el 13 de agosto se celebra el Día Internacional de los Zurdos y las Zurdas. Y es que hasta hace muy poco se les consideraba defectuosos, por decir lo menos.

Hoy se sabe que simplemente las funciones dominantes de su cerebro se encuentran en su hemisferio derecho, pero en muchas culturas lo que tiene que ver con la izquierda aún tiene significados negativos. Por ejemplo, en francés, izquierda (gauche) es sinónimo de sesgado, en polaco (lewo) de ilegal, en alemán (linkisch) de avergonzado o confuso, en portugués (conhoto) de malvado o débil, en latín (sinister) de siniestro.

El portal de Internet Albergue de Náufragos Zurdos señala que Aristóteles decía “Lo bueno está a la derecha y lo malo a la izquierda”, que en el cristianismo sólo la mano derecha puede bendecir, que los beduinos colocan a la mujer en la parte izquierda de la tienda, que en Japón hace unas décadas bastaba que una esposa fuera zurda par solicitar el divorcio. Pero, hay excepciones, los incas del antiguo Perú, por ejemplo, consideraban a las personas zurdas como señal de buena suerte, para el budismo la izquierda simboliza sabiduría, y quienes practican tantra tienen el compromiso de comenzar todas sus acciones con la izquierda.

En México la izquierda tampoco tiene mucha popularidad. Y no me refiero al partido político que la representa (aunque francamente, y salvo excepciones, no ayuda mucho que digamos para cambiar lo que tradicionalmente se ha asociado con la izquierda). Cuando hemos tenido un mal día ¿no decimos: me levanté con el pie izquierdo?

Mi hija Talía, cuando ha tenido un mal día dice: me levanté con el pie derecho. Ella, como mi hermano Luis, es zurda, y como todas los zurdas y zurdos ha padecido vivir en un mundo al revés. Las bancas de la escuela, las tijeras, los sacapuntas, las libretas con espiral, los teclados de la computadora, el mouse, las cámaras fotográficas o de video, todo, todo está pensado para derechos. Y si alguna vez quiere saber cómo se siente vivir en un mundo al revés, intente cortar un papel o abrir una lata con la mano izquierda; o mejor, ¡cambie el mouse de su computadora a la izquierda!

Cuando Talía entró a la escuela sentía una gran frustración por no poder cortar bien un papel o sacarle punta a su lápiz con la facilidad con que lo hacían sus compañeros, y le tomó un tiempo entender que no era ella la equivocada, sino que los instrumentos estaban mal diseñados para personas cuyas habilidades se encuentran del lado izquierdo.

Hoy sabe que cada vez salen más productos al mercado creados para personas zurdas, que beisbolistas, boxeadores, futbolistas le han sacado enormes ventajas a ser zurdos; y, por sobre todo, sabe que ella, como el resto de zurdos y zurdas, es excepcional y que posee una enorme capacidad de adaptación porque se desenvuelve muy bien en un mundo al revés.

Apreciaría sus comentarios: [email protected]

*Articulista y periodista de Quintana Roo

2004/CL/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content