Inicio Una Celebración agridulce, en el IMER

Una Celebración agridulce, en el IMER

Por Miriam González

En el tercer aniversario de la frecuencia 660 de Amplitud Modulada (AM) la Radio Ciudadana, donde confluyen la democracia y la libertad de expresión, se realiza una protesta contra la privatización de un bien público y transmite todo el día una sola canción como metáfora de que las grandes empresas sólo mostrarán unas pocas voces.

En las instalaciones del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), desde donde se transmite el programa “Público y Privado” de la agencia de comunicación e información de la Mujer (CIMAC), se dieron a conocer las actividades del tercer aniversario de la Radio de los Ciudadanos, en vísperas de la probable aprobación de la Ley de Radio y TV ante el pleno del Congreso.

La directora general del IMER, Dolores Beistegui, los integrantes del Consejo, Gastón Pavlovich, Vicente Arredondo Martínez, Javier Vargas Mendoza y Héctor García, gerente de Radio Ciudadana, coincidieron en que este experimento simboliza la posibilidad de que se pueden hacer cosas en beneficio de todos y no de unos cuantos.

A sabiendas de que en medio de esta celebración ocurriría la probable aprobación de la Ley de Radio y Televisión, el IMER no podía quedar ajeno.

“Mañana se puede dar un golpe virtual de Estado, los intereses de unos cuantos van a determinar lo que suceda en el territorio aéreo”, enfatizó Vicente Arredondo. Es decir, ayer fue un día negro para los medios de comunicación, porque se vislumbra que dos grupos poderosos, estarán por encima del gobierno.

La forma en la que decidió manifestarse el grupo IMER, es sólo una de las tantas posibilidades que todos aquellos medios de comunicación que no pertenecen “a los privilegiados” adoptaron para ser escuchados, pues son la mayoría y la representación de la ciudadanía en general, y opacar la voz de unos cuantos que tratan de callar a la sociedad poniéndola en voz de unos pocos.

Así el IMER no sólo coloco más líneas telefónicas de expresión ciudadana, sino que abrió un correo electrónico para que los radioescuchas manifiesten su opinión hacia dicha Ley, a fin de grabar un CD con todos los comentarios y llevarlo al Senado de la República.

“Si bien este acontecimiento viene a poner un sabor agridulce al festejo, no podemos dejar de lado la festividad que hoy estamos celebrando en el 660 de AM, la Radio de los Ciudadanos”, precisó Dolores Beistegui.

Al hacer un balance de tres años de transmisión, el equipo del Consejo de Programación precisó que lo que se ha perdido es el miedo y la incapacidad, y lo que se ha ganado es la confianza ciudadana.

A futuro, la Radio Ciudadana pretende que otros grupos radiofónicos copien la formula que el IMER había tomado a manera de experimento hace tres años, mismo que hoy demuestra que se ha convertido en una extensión de la palabra de la sociedad y el Estado.

06/MG/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más