Inicio Una mujer debería saber perfecto cuándo ovula: Pere Enguix

Una mujer debería saber perfecto cuándo ovula: Pere Enguix

Por Pilar G. del Burgo *

Para el reconocido ginecólogo Pere Enguix, director de la clínica Acuario, quien durante la década de los años 80 y 90, lideró la lucha por las libertades de las mujeres, tanto para abortar como para parir, la nueva ley sobre aborto en España se aplica con normalidad.

El médico, quien fue encarcelado en dos ocasiones (1981 y 1983), y permaneció 10 años en libertad condicional, mantiene la misma ideología que lo llevó a fundar hace más de 30 años, una clínica donde las mujeres podían solicitar un aborto y un parto respetuoso.

¿La nueva ley de plazos se aplica ya con normalidad?

Sí, está aplicándose ya. En principio no ha sido nada traumático. La información viene directamente del ministerio, la de la Generalitat todavía no se ha implementado y de momento el informe es neutro.

¿Qué opina de los médicos que objetan?

Yo lo veo muy cómodo por su parte. Es no implicarse realmente en la función que básicamente tienen, que es ayudar a la gente a resolver sus problemas. No implicar su propia moral a la moral de los demás.

¿En España hay demasiados abortos?

El 40 por ciento de los abortos de los últimos años son de inmigrantes, o sea que la tasa real de abortos de España ha disminuido mucho. Los inmigrantes, en una primera generación, están aumentando, la tasa de abortos como la tasa de nacimientos y la adecuación a nuestra forma de vida, la alcanzan al poco tiempo de estar aquí, de forma que las inmigrantes que vienen a España tienen muchos menos hijos que cuando están en su país, aprenden rápidamente lo del aborto y que no se puede vivir con más de uno o dos hijos.

¿Qué falla cuando una menor de 18 años tiene que abortar?

Una mujer debía saber perfectamente cuándo ovula. Es un procedimiento que pasa una vez cada mes y las sensaciones del cuerpo son determinantes. Durante la primera fase de la menstruación, hasta la ovulación, la hormona que rige es el estrógeno.

A partir de la ovulación, cambia la hormona y es la progesterona, que es la que cuida del huevo. Es un ciclo que la mujer debería sentir y relacionar con la ovulación que tiene otra serie de características como el moco cervical, la textura de la matriz, la temperatura del cuerpo… Todo esto debería determinar la consciencia de la ovulación. Solamente son cuatro días al mes.

Pero, ¿cómo lo resolvería?

Yo les digo a las jóvenes: una relación amorosa no implica necesariamente la penetración y la eyaculación. Si estrechamos tanto el campo nos cansamos muy rápido y la solución es el cambio de pareja. Si hacemos la sexualidad más amplia, más global, más tierna, más amorosa… se ensancha el campo.

¿Qué opina de que las menores de edad puedan abortar sin el permiso de los padres?

Si los padres no se han enterado que la hija tiene relaciones sexuales y no tienen ninguna confianza con la hija, ¿qué van a exigir después? Si esa chica no tiene confianza para comunicarles que tiene una relación sexual, ¿cómo va a comunicarles el fracaso de su relación sexual?

Y el fracaso estrepitoso de la educación sexual y del sistema.
Confundimos la necesidad de la relación física con la penetración y la eyaculación, la necesidad de tocarnos, querernos, sentirnos, acariciarnos y besarnos con la penetración y la eyaculación que es la sexualidad estrictamente posesiva y machista.

* Periodista española, colaboradora de la Red Igualdad

10/PGB/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content