Inicio Una nochebuena para las familias electricistas

Una nochebuena para las familias electricistas

Por Guadalupe Cruz Jaimes

En tiempos de crisis económica, donde la tasa de desempleo alcanzó el nivel más alto en los últimos 14 años, afectando sobre todo a las mujeres del país, a las que se sumaron las más de 4 mil trabajadoras de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), éstas emprenderán un proyecto productivo para la temporada navideña: “Una flor para una noche buena a la familia electricista”.

El proyecto consiste en la venta de nochebuenas en plazas, parques y principales avenidas de la Ciudad de México, los puntos de comercio también funcionarían como centros de información sobre el movimiento del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Para consolidar esta “forma de subsistencia” las trabajadoras de LyFC solicitan el apoyo económico de las organizaciones y de personas simpatizantes de la resistencia que emprendió la organización sindical ante el decreto, emitido por Felipe Calderón Hinojosa, el pasado 11 de octubre.

Las asociaciones y personas que de manera “solidaria” deseen aportar, lo podrán realizar en la cuenta 0633681913 a nombre de Angélica Rojas, en Banorte. Esta ayuda permitirá a las trabajadoras de LyFC comprar alrededor de medio millón de nochebuenas a floricultores de Necaxa, Puebla, comunidad considerada “cuna electricista”, debido a que 80 por ciento de la actividad económica se basa en la industria eléctrica, informó en entrevista con Cimacnoticias Emilia Peña, trabajadora de la compañía paraestatal.

“Estamos conscientes de que para poder estar en el movimiento, necesitamos dinero para subsistir”, declaró Peña. Este es el primer proyecto productivo de las electricistas en resistencia, en busca de recursos para mantenerse. Con “Una flor para una noche buena a la familia electricista” también se beneficiarán los productores, de la sierra norte de Puebla.

A decir de Emilia Peña, “las despensas que solidariamente nos han hecho llegar sindicatos, organizaciones campesinas y civiles, no son suficientes para satisfacer las necesidades de las compañeras. No recibimos salario desde hace cuatro semanas, la resistencia es larga y necesitamos la forma para llevarles de comer a nuestras hijas e hijos”.

Y “ni hablar” de conseguir un empleo eventual o formal, pues las y los miles de electricistas, tras el decreto “calderonista”, quedaron sin trabajo, a un mes de que México alcanzó una tasa de 6.41 por ciento de desocupación, que afectó principalmente a las mujeres, ya que en septiembre pasado, la tasa de desempleadas fue de 7.07 mientras que la de los desocupados fue de 6 por ciento, según reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El panorama empeora para las y los miles de electricistas desempleados, ya que además de afrontar este nivel de desocupación -el cual no se registraba desde 1995, cuando el país atravesó por una de las “peores” crisis económicas de su historia- aumentó también el tiempo que tarda una persona en conseguir empleo en 66 por ciento respecto a 2007.

Mientras en 1995 una persona tardaba de 3 a 6 meses en conseguir empleo, a 2007 el tiempo se incrementó de 6 a 9 meses, según informó esta semana la cadena informativa CNN en su publicación electrónica.

De acuerdo con Emilia Peña, incluso las y los electricistas que se liquidaron, que según el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (Sae) suman 25 mil 544, están sin trabajo, pues, “la promesa del gobierno de que cobrando el finiquito serían contratados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es una farsa”.

Cabe destacar que hasta hoy, penúltimo día para que venza el plazo establecido por el gobierno federal para que las trabajadoras y trabajadores de LyFC cobren su liquidación y el bono adicional, 18 mil 967 electricistas no se han liquidado, informó el Sae, organismo que desde la tercera semana de octubre funge como agencia liquidadora.

“Compañeras cercanas nos platicaron que en CFE las pasan a varias ventanillas: en la primera les dicen que le echen ganas, que van a salir adelante y en la segunda les ofrecen adquirir una franquicia que va de siete mil a millones de pesos o dejar sus datos en ‘incubación del empleo’, y queden en espera de que ellos les llamen”, mencionó la sindicalista.

HUELGA NACIONAL

Frente a este escenario, las trabajadoras en resistencia, satisfechas por el veredicto de Guillermina Coutiño Mata, titular del Juzgado Primero del Centro Auxiliar de la Primera Región, quien el viernes pasado determinó la suspensión definitiva del decreto de extinción de LyFC -el cual garantiza la permanencia de la relación laboral de las y los electricistas con la compañía paraestatal, en tanto, se resuelven los amparos interpuestos por las y los 24 mil electricistas activos y 16 mil jubilados- se sumarán a la huelga nacional por la restitución de sus empleos.

Al respecto, Martín Esparza Flores, dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), afirmó que la huelga nacional sí procede, y que se impulsará el movimiento en todo el país antes de diciembre próximo, contrario a lo que señaló Javier Lozano Alarcón, secretario de Trabajo y Previsión Social, quien advirtió que no existe una figura en la Ley Federal del Trabajo que contemple una movilización de este tipo.

09/GCJ/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content