Inicio UNORCA expulsa a mujeres por exigir paridad y cuota de género

UNORCA expulsa a mujeres por exigir paridad y cuota de género

La Asociación Mexicana de Mujeres Organizadas en Red (AMMOR) fue expulsada en el pleno de la Unión Nacional de Organizaciones Regionales campesinas Autónomas (UNORCA), el pasado 27 de marzo.

La ex diputada local Patricia Alonso Ramírez y secretaria de AMMOR informó en un comunicado que la irreverencia de tomar la tribuna en la asamblea nacional para exigir que la dirigencia de la UNORCA respetara la cuota de género, provocó la reacción y fue el propio Olegario Carrillo Meza, dirigente nacional, quien propuso su expulsión, al lado de otras compañeras.

Las otras mujeres que expulsaron de la UNORCA son Brígida Chautla Ramos, del estado de Guerrero; Aurelia Leal López, Rosario Peña Olvera y Dora Nellvs González, presidenta, tesorera y vocal de la AMMOR, respectivamente; Gloria Ramos, de Querétaro; Victoria Santos, de Quintana Roo, y Laura Rebolledo, del Estado de México.

Alonso Ramírez agregó que los dirigentes de UNORCA que encabeza Carrillo Meza (reelecto coordinador ejecutivo estatal, candidato por el PRD a la diputación local por Etchojoa, Sonora, y reelecto coordinador ejecutivo nacional) no han respetado la cuota de género que desde 1995 obtuvieron las mujeres por acuerdo de la Asamblea Nacional.

Tampoco se ha aplicado la paridad de género para ocupar cargos directivos en todos los niveles de la UNORCA, aprobada el 25 de junio del 2005, también en Asamblea General.

“Nos acusaron de provocar la división de UNORCA, el pasado 26 de marzo y al día siguiente ya fuimos expulsadas e incluso la misma red de mujeres la Asociación Mexicana de Mujeres Organizadas en Red (AMMOR) fue expulsada en pleno como organización y a toda su comisión ejecutiva nacional”, precisó.

El argumento fue que tomaron la tribuna, acción que en cada Asamblea Nacional de UNORCA se ven obligadas a realizar en defensa de sus derechos políticos, desde 1989 a la fecha.

LAMENTAN POSICIÓN MISÓGINA Y EXCLUYENTE

Quien ocupaba el puesto de Secretaria en la AMMOR denunció que las integrantes de esa agrupación conformada por las mujeres integrantes de la UNORCA, quisieron leer un manifiesto en la asamblea pero no se les permitió.

En dicho documento las mujeres argumentan que la esencia de la organización es ampliar los derechos del sector campesino e indígena, particularmente los de las mujeres, que cada día son violentados sistemáticamente en nuestro país.

Arguyen que sólo estando organizadas es como podrán enfrentar la embestida de conservadurismo que aqueja al país. Ejemplos de ello son el intento fallido del gobernador de Sonora, Eduardo Bours por detener la reforma constitucional de 2003, que sustenta la equidad, paridad y alternancia para hombres y mujeres en las elecciones.

Otro ejemplo dicen, es la reforma constitucional al Artículo primero que cancela los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Sonora.

Consideraron lamentable que esa XI Asamblea Nacional desconociera la participación de la AMMOR, al excluirlas de la dirigencia como era la intención que generó la protesta.

Lamentaron que siendo UNORCA una organización de vanguardia en la promoción de la participación efectiva de las mujeres, mantenga una postura misógina hacia ellas y anule toda posibilidad de impulsar un proceso democrático e incluyente, diferente a las implementadas por las organizaciones oficiales tradicionales.

En el manifiesto exigen que se respete el acuerdo tomado en asamblea nacional realizada en 1996, que garantiza un espacio a la AMMOR en la Comisión Ejecutiva Nacional de UNORCA, como una acción afirmativa que permitiera y asegurara su participación en el espacio máximo de dirección, derecho respetado hasta la anterior asamblea.

La equidad y paridad de género a observarse para integrar los órganos de dirección de esa organización campesina, se acordaron en la X asamblea nacional de 24 y 25 de junio de 2005, según el documento. Las mujeres expulsadas condenaron que se vulneren los derechos políticos, por el solo hecho de disentir con la dirigencia en turno.

Por lo tanto, las mujeres campesinas exigen el respeto a sus derechos y a la no discriminación, a la participación política, a la paridad y equidad en toda la vida interna de la UNORCA.

09/SN/LAG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content