Inicio » Urge legislar sobre químicos nocivos a la salud

Urge legislar sobre químicos nocivos a la salud

Por Lourdes Godínez

Luego de que una investigación realizada por la organización ambientalista Greenpeace reveló que la exposición de los humanos a los químicos está dañando la salud reproductiva de las y los europeos, ya que ha provocado cáncer de testículo, reducción del conteo de esperma e infertilidad, especialistas de la organización en México consideran necesario que nuestro país cuente con una legislación en materia de sustancias químicas.

Lo anterior “si se considera que la mayoría de las y los mexicanos tienen una exposición ocupacional a sustancias mucho más persistente, bioacumulables y tóxicas”, consideró Marisa Jacott, coordinadora de la campaña de tóxicos de Greenpeace México, en el informe “Frágil: nuestra salud reproductiva y la exposición química.”

“México necesita una legislación en materia de sustancias químicas en la cual se aplique el principio precautorio y que no autorice el uso de sustancias y preparados químicos que pueden dañar la salud humana o el ambiente.Si la Unión Europea está preocupada por los problemas de salud que se están presentando en sus habitantes, es mucho más alarmante para países como el nuestro”, aseveró Jacott.

La legislación mexicana, específicamente la Ley General de Salud, sólo contempla disposiciones preventivas para las personas cuya ocupación esté relacionada directamente con el manejo de sustancias químicas potencialmente nocivas a la salud, pero carece de leyes que directamente protejan a los usuarios de los productos elaborados con dichas sustancias.

EL INFORME DE GREENPEACE

Para el estudio “Frágil: nuestra salud reproductiva y la exposición química.” se analizaron muestras de sangre de niños y adultos (de la Unión Europea) de una amplia gama de sustancias químicas sintéticas elaboradas por los seres humanos. Lo que los científicos encontraron, señala el informe, es que la placenta no actúa como barrera contra las sustancias químicas presentes en el cuerpo de la madre, toda vez que el líquido amniótico y el flujo sanguíneo hallado en el cordón umbilical contienen sustancias químicas peligrosas.

Y es que, según los científicos, “muchos de los desórdenes causados por la exposición a químicos se manifiestan desde que el bebé está en el útero e inmediatamente después de nacer”.

Una lista publicada en el informe destaca los químicos que interfieren en la salud reproductiva como los plaguicidas; plastificantes en PVC ; los que se utilizan para los cosméticos y productos de higiene personal y que provocan, señala el documento: toxicidad testicular, reducción de la distancia anogenital, hendidura en el pene, hipospadia, reducción de la fertilidad masculina y femenina y daños al feto.

Además, señala que las resinas utilizadas para empaquetar comida alteran los órganos reproductivos masculinos, adelantan la pubertad y reducen la producción de leche materna.

Según el estudio, se ha demostrado en diferentes investigaciones sobre contaminantes orgánicos persistentes (COP) y otras sustancias químicas peligrosas que, efectivamente, hay una reducción en los conteos de esperma hasta en un 50 por ciento en muchos países europeos, mientras que su calidad también ha disminuido hasta en un 20 por ciento en los jóvenes.

Por otra parte, agrega el documento, la infertilidad afecta actualmente a cerca del 20 por ciento de las parejas en los países industrializados, mientras que las niñas llegan a la pubertad a edades cada vez más tempranas en algunas regiones y el cáncer de testículo se ha vuelto “algo común”.

Por si fuera poco, la proporción de nacimientos entre hombres y mujeres también se ha modificado en algunas regiones y los defectos de nacimiento en el sistema reproductivo están aumentando notablemente en bebés de sexo masculino.

“Estas investigaciones evidencian el vínculo entre la exposición de los humanos a químicos y los daños en nuestro sistema reproductivo. Cualquier sustancia química que pueda potencialmente dañar a los humanos debe ser retirada y sustituida por opciones seguras, señala en el informe David Santillo, miembro de la Unidad Científica de Greenpeace.

Finalmente, esta organización ambientlista señala que “no hay ninguna justificación para que se continúe permitiendo el uso de químicos peligrosos que dañen el desarrollo de las y los niños y perjudiquen su desarrollo sexual, por lo que hicieron un exhorto al Parlamento Europeo para que a fin de este año, vote la iniciativa de ley sobre regulación de químicos en la entidad.

06/LGL/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: