Inicio Urge marco jurídico que garantice presupuesto para mujeres

Urge marco jurídico que garantice presupuesto para mujeres

Por Sandra Torres Pastrana

La Mesa Interinstitucional de Presupuesto Pro Igualdad de Género 2009 se instaló el pasado 19 de agosto, con el objetivo de continuar los trabajos para la elaboración de presupuestos con enfoque de género, como parte de las políticas de gobierno que buscan igualdad entre mujeres y hombres en México, impulsada por la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados.

Se trata de una acción que marca el compromiso y disposición para contar con mayores recursos a favor de las mujeres y que, en voz de la diputada federal Maricela Conteras, presidenta de la Comisión, “refleja la voluntad de diálogo y cooperación para lograr propuestas de consenso”.

A partir del retroceso que significó la etiquetación de sólo 200 millones de pesos en 2007 para las instancias de mujeres en el país, la Comisión de Equidad y Género de San Lázaro elaboró estrategias para que lo logrado por las Comisiones de anteriores legislaturas no se perdiera.

La instalación de la Mesa Interinstitucional dio como resultado un “presupuesto histórico” etiquetado a favor de las mujeres para 2008: siete mil 281 millones de pesos, distribuidos en 76 programas y actividades, en un total de 23 ramos.

CONQUISTAS

La obtención de presupuesto con perspectiva de género inició en 2004 cuando diputadas del Partido de la Revolución Democrática, de la Comisión de Equidad y Género, revisaron el Presupuesto de Egresos de la Federación, notando la ausencia de recursos en programas como: prevención y control de cáncer cérvico uterino y mamario, proyecto de discriminación y la no violencia contra las mujeres, programa de salud reproductiva, atención a enfermos de VIH/SIDA, entre otros.

El informe de actividades de la Cámara de Diputados 2004 indica que el presupuesto para mujeres fue de mil 334.7 millones de pesos, mientras al año siguiente el total ascendió a dos mil 173 millones de pesos, 68 por ciento más.

En 2006, el pleno de la Cámara baja asignó recursos por más de 32 millones de pesos a la Comisión de Equidad y Género. El mismo año se etiquetaron gastos para atender problemas prioritarios como la violencia hacia las mujeres, destinando el uno por ciento del presupuesto total a la Procuraduría para Prevenir y Combatir la Violencia de Género por mandato legislativo.

“Ni un peso atrás” fue el lema de la Comisión, presidida por Diva Gastélum, que en tres años 2003-2006 logró un incremento del 500 por ciento y la perspectiva de género empezó a incluirse en todos los ámbitos.

Sin embargo, el 29 de agosto de 2006, con la LX Legislatura, la nueva Comisión heredó pendientes relacionados con el avance de las mujeres: violencia, trata, salud y trabajo. Entre los desafíos y tareas inmediatas estuvo el presupuesto y orientarlo de tal manera que incidieran en avances reales para las mujeres.

En entrevista con Cimacnoticias, Maricela Contreras recordó que el primer presupuesto que elaboró la actual Legislatura no consideró el trabajo de la Comisión y se etiquetaron 200 millones de pesos para instancias de mujeres, todo lo demás se aprobó en paquetes de trabajo, “un retroceso dramático”, afirma.

A partir de entonces se armaron nuevas estrategias. El presupuesto con equidad y género fue uno de los puntos fundamentales, se inició con la firma de un pacto, al que se sumaron el Instituto Nacional de las Mujeres, Senado, Hacienda, Comisiones, coordinadores de grupos parlamentarios, diputadas locales e instancias de mujeres estatales.

Así se creó la Mesa Interinstitucional de Presupuesto Pro Igualdad de Género, impulsada por la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados, con lo que se logró un presupuesto de siete mil 281 millones de pesos etiquetado a favor de las mujeres.

PENDIENTES

En el análisis del 2º Reporte trimestral sobre la adecuada aplicación del presupuesto 2008, Contreras informó que hasta ahora se han encontrado casos de sub-ejercicio en el Programa de la Mujer en el Sector Agrario (Promusac), destinado a mujeres campesinas e indígenas, donde sólo se reporta el uso del 68 por ciento.

También, hay subejercicio en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, con 10 millones de pesos no aplicados en computadoras con Internet para facilitar a las mujeres la comunicación con sus esposos que trabajan fuera del país.

Otro de los programa con dificultades es el de Apoyo a los refugios para mujeres víctimas de violencia, que debería recibir 200 millones de pesos a través de la Secretaria de Salud (SS), pero que ha recibido sólo 48 millones.

Además, aunque la Cámara ordenó asignar estos recursos de forma directa, se ha hecho a través de la SS estatales, lo que ha puesto en crisis a varios refugios de mujeres en entidades donde son operados por ONG.

Contreras consideró que hay cosas puntuales que dan respuesta a la Ley General de Acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, aprobada en 2007, como la elaboración del modelo de atención psicológica en hospitales, pero aún no hay información sobre estos recursos, asignados también a la SS.

Otros recursos ya se aplican, como los destinados a la Vacuna del Papiloma Humano y al Sistema de registro de los actos violentos contra las mujeres que mandata la Ley General.

También los 200 millones asignados a la Secretaría de la Defensa Nacional para la igualdad de género y la cultura de la paz, que promueve diplomados en coordinación con la UNAM, así como recursos que se han aplicado para la prevención del VIH/SIDA, aunque “en realidad no vemos ninguna campaña consistente para prevenirlo”, señaló.

VOLUNTAD POLÍTICA

El Congreso debe construir un marco jurídico que evite retrocesos, para que las diputadas no tengan que luchar cada año con el fin de que no disminuyan los recursos destinados a las mujeres, dice Contreras

Sin voluntad política no podemos avanzar, “se requieren acciones afirmativas y positivas para disminuir la inequidad y la desigualdad que, por razones culturales y de género, afectan de manera prioritaria a las mexicanas”, afirma Contreras.

08/STP/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más