Inicio Urgen programas de protección antiviolencia: Milenio Feminista

Urgen programas de protección antiviolencia: Milenio Feminista

Por Gladis Torres Ruiz

Hasta ahora, los mecanismos creados en México para prevenir y erradicar la violencia de género sólo han sido utilizados por el Estado para “quedar bien a nivel internacional”, cuando en la realidad a las mujeres las siguen asesinando.
 
En entrevista con Cimacnoticias, Magaly Reyes Chávez, coordinadora de Mujeres por un Milenio Feminista, señaló que si bien durante los últimos 12 años se crearon mecanismos y normas a favor de la población femenina, como la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en la práctica hay una simulación que impide su plena aplicación.
 
Estos mecanismos se han utilizado para cumplir en lo formal lo que marcan la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), y otros acuerdos internacionales signados por México.
 
“(Los funcionarios) van ante el Comité de la CEDAW y le dicen: ‘tenemos la Ley General, sus leyes estatales, los códigos penales, los institutos de las mujeres, estatales, el nacional’, y nos califica en  todo, pero resulta que nada de esto funciona”, criticó la activista.
 
Agregó que a lo anterior se suma un presupuesto etiquetado que no se aplica de manera transparente y “se pierde”. “Es la doble cara, en México hay una omisión por parte de las autoridades encargadas de la política pública contra la violencia hacia las mujeres, la cual se traduce en una situación grave en la materia”, abundó.
 
El presupuesto destinado para el combate a la violencia de género se duplicó entre 2010 y 2011, al pasar de 65 millones de pesos (mdp) a 110 mdp.
 
Para este rubro, en 2012 el monto disminuyó a 68 mdp asignados a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob).
 
Cabe recordar que la Conavim fue acusada en 2010 de subejercer 8 millones 508 mil pesos destinados al Diagnóstico Nacional sobre todas las Formas de Violencia contra las Mujeres, y al Programa Integral de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.
 
Magaly Reyes acusó que “hay mucha dispersión” en la aplicación de las leyes y los presupuestos por lo que “no hay un  impacto real” en el combate a la violencia, a pesar de que las organizaciones de mujeres han realizado demasiado esfuerzo para crear albergues contra ese flagelo.
 
“Actualmente las mexicanas están siendo asesinadas en sus hogares por sus seres queridos”, alertó la feminista.
 
De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2011, por cada 100 mujeres de 15 años y más que han tenido pareja o esposo, 47 han vivido situaciones de violencia emocional, económica, física o sexual.
 
La coordinadora de Mujeres por un Milenio Feminista indicó que si bien las activistas han trabajado a nivel nacional y en sus entidades en la construcción de un marco legal a favor de las mujeres víctimas de violencia, (como la tipificación del feminicidio), ahora lo que corresponde “es dar el siguiente paso y velar porque las leyes se cumplan”.
 
El 1 de enero de 2007 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley General, la cual define por primera vez la violencia feminicida y establece que este delito se debe tipificar en los códigos penales estatales. Un año más tarde, el 8 de marzo de 2008, se publicó su reglamento.
 
A más de cinco años de que la Ley General entró en vigor, el feminicidio se ha tipificado en sólo 19 entidades. Guerrero fue el primer estado en tipificar el delito en diciembre de 2010.
 
En abril pasado, el Congreso de la Unión estipuló en el artículo 325 del Código Penal Federal el delito de feminicidio con penas que van de 40 a 60 años de prisión para los responsables, así como sanciones para servidores públicos que retarden o entorpezcan la investigación o la aplicación de la justicia.
 
Reyes Chávez agregó que en los últimos años no sólo se ha incrementado en el país el número de asesinatos dolosos de mujeres, sino que la violencia se ha incrementado en los hogares, y hay mayor saña contra ellas: son torturadas y mutiladas. “Como no hay justicia la violencia se potencializa”, advirtió.
 
“Las mujeres queremos que haya justicia, pero también programas de protección que no existen”, observó.
 
De acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), a partir de información de procuradurías estatales, entre 2007 y 2009 el feminicidio aumentó 68 por ciento en todo el país.
 
De diciembre de 2006 a junio de 2012 se registraron 4 mil 112 asesinatos dolosos de mujeres tan sólo en 13 estados; mientras que en poco más de un año, es decir entre enero de 2010 y junio de 2011, en 24 entidades al menos 2 mil 273 mujeres fueron víctimas de feminicidio.
 
Datos de la Cátedra UNESCO de Derechos Humanos de la UNAM señalan que hasta la fecha México ha recibido más de 200 recomendaciones de organismos internacionales de Derechos Humanos, a fin de erradicar la violencia contra las mujeres.
 
12/GTR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content