Inicio Urgente legislar en materia de violencia infantil

Urgente legislar en materia de violencia infantil

Por Argelia Villegas López

Prevalece la falta de políticas públicas que combatan la violencia infantil cuya manifestación más aguda es la violación sexual, pues de manera histórica y social predomina la creencia popular de que la agresión es la vía de solución a problemas familiares, coincidieron la feminista y consultora Patricia Duarte, y Arlet Resendiz de la Asociación de Sobrevivientes de Abuso Sexual (MUSAS).

Al debatir esta mañana bajo el tema Hijos de Padres Violentos, ¿Herederos de Violencia?, en el programa radial Público y Privado de Comunicación e Información de la Mujer Asociación Civil (Cimac), que se transmite cada lunes de nueve a diez de la mañana en la XEQK 1350 AM, las participantes advirtieron que se ha heredado una cultura de violencia hacia los menores creando un interminable círculo vicioso que se repite una y otra vez.

Duarte explicó que debido a las consecuencias de violencia hacia niños y niñas, prevalece un claro deterioro emocional en las personas que no permite que éstas tengan en su madurez relaciones sanas y de igualdad.

De la misma forma señaló que pobreza y violencia, son factores por los cuales los niños abandonan sus casas convirtiéndose más tarde en niños de la calle.

Duarte advirtió que conductas como el maltrato y la burla dirigida hacia menores, después se reproducen –inclusive– en políticas públicas y formas sociales de relación, mientras que, aseguró, adolecemos de una grave ausencia legislaciones que realmente protejan a los niños.

La especialista agregó que la violencia más grave y la más común es la emocional, destacando que ésta inicia desde el momento que se gesta a un niño o una niña, pues en su nacimiento el ser hombre o ser mujer determina preferencias, generalmente hacia el género masculino.

Aseguró que el Estado no ha puesto una atención real al problema de la violencia, y sólo se ha dedicado a crear políticas apegadas a moralismos que no permiten comprender la compleja realidad a la cual se enfrenta la sociedad.

PROTECCIÓN HACIA NIÑOS VIOLENTADOS: TIERRA DE NADIE.

Puso como ejemplo el caso del Distrito Federal donde los niños que son violentados no reciben atención que los ampare en circunstancias de peligro, calificando como tierra de nadie, la situación a la cual se enfrentan los menores.

Para Arlet Resendiz de MUSAS, muchos padres de familia se consideran dueños de sus hijos como si éstos fueran objetos, dejando de lado que antes de ser sus hijos son seres humanos con derechos, motivo por el cual se refuerza el sentimiento de poder sobre los menores y, en consecuencia, la violencia hacia ellos.

Mencionó que a pesar de que se ha trabajo para erradicar cualquier tipo de violencia infantil aún se permite la agresión como correctivo en 18 estados de la República Mexicana.

La participante señaló que el abuso a niñas y niños se da porque esta población está totalmente indefensa, y advirtió que los principales agresores son los padres o familiares del niño o niña; en tanto que las consecuencias por las agresiones se manifiestan en depresión, baja de peso, faltas a la escuela, orinarse en la cama y una actitud, en general, apática hacia todo.

Las consecuencias de la violencia a menores se ven en el futuro cuando se convierten en adultos y las diferencias entre género se marcan más al iniciar una vida laboral, o en las relaciones de pareja, favoreciendo en la mayoría de los casos a los varones, concluyeron las especialistas.

2004/AVL/BJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más