Inicio » Usa Nicaragua Casas Maternas como dormitorios

Usa Nicaragua Casas Maternas como dormitorios

Por Nelson Rodríguez, corresponsal

Las Casas Maternas, creadas por el gobierno de Nicaragua para abatir la alta incidencia de muertes maternas (MM) en zonas rurales, carecen de presupuesto y equipamiento, y se han convertido en meros dormitorios para las mujeres embarazadas.

La médica Ana Ara Sorribas, integrante del Colectivo de Mujeres en el norteño departamento de Matagalpa, recordó que las Casas Maternas surgieron a propuesta de organizaciones feministas que pugnaron por espacios para atender la salud sexual y reproductiva de las nicaragüenses y prevenir la violencia de género.

La activista explicó que justamente en Matagalpa su colectivo impulsó las Casas Maternas desde 1989 en zonas rurales.

Años después el gobierno de la nación centroamericana, a través del Ministerio de Salud, retomó la iniciativa de esas instancias para atender a las mujeres embarazadas, sin embargo las Casas Maternas se ocupan como dormitorios en vez de ser verdaderos espacios de atención integral para la salud de las nicaragüenses, especialmente de las jóvenes y adultas de las regiones campesinas.

MÁS CASOS EN EL CAMPO

De acuerdo con el Ministerio de Salud, más del 70 por ciento de las muertes maternas ocurre en las zonas rurales, y una de cada tres mujeres que mueren son adolescentes de los departamentos de Jinotega, Matagalpa, Chontales y la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

De acuerdo con el estudio “Reducción de la mortalidad materna, factores de éxito y desafíos en Jinotega y la RAAN”, realizado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) y patrocinado por el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, la MM es uno de los principales problemas de salud pública en Nicaragua.

La investigación del IEEPP señala que las necesidades insatisfechas de salud son mayores en las regiones autónomas del Caribe norte y sur, así como la zona norte del país, Matagalpa y Jinotega, donde abundan las poblaciones rurales.

El estudio recoge que los departamentos con mayor índice de pobreza son los que tienen un alto índice de MM. En 2009 la razón de muerte materna (RMM) en Nicaragua era de 62 fallecimientos por cada 100 mil nacidos vivos.

El mismo gobierno, a través de la Política Nacional de Salud, reconoce que 67 por ciento de la población es menor de 30 años de edad, y 45 por ciento de las y los nicaragüenses vive en zonas rurales, donde 51 por ciento está integrado por mujeres.

El pasado 15 de octubre se conmemoró el Día Internacional de las Mujeres Rurales, efeméride instituida por la Organización de Naciones Unidas el 18 de diciembre de 2007 como una fecha simbólica para reconocer “la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural”.

ESPACIOS INÚTILES

Ana Ara Sorribas recordó que el espíritu de las Casas Maternas era que se convirtieran en espacios de parto natural con enfoque humanista, y ubicadas en la zonas rurales donde hay poco acceso a los servicios de salud que brinda el Estado.

Se quería aprovechar –abundó– la presencia de las mujeres para brindar información de sus derechos, autoestima, organización y visión integral de planificación familiar, con el fin de que las campesinas transformaran sus comunidades y lucharan contra el machismo.

Ara apuntó que las Casas Maternas que promueve el gobierno se quedan incompletas en la prevención de embarazos y en informar a las mujeres campesinas, quienes ocupan los índices más altos de MM debido principalmente a hemorragias.

La médica forense Zoraida Solís, integrante del organismo SIMUJER, dijo que muchas de las Casas Maternas carecen de camas, agua potable, sistemas de comunicación y de transporte, para atender la demanda de mujeres embarazadas, especialmente en las zonas rurales más alejadas.

Solís aclaró que Nicaragua requiere de una política pública incluyente para cumplir con los compromisos internacionales en materia de salud para las mujeres, así como de un Manual de Educación Sexual y Reproductiva en todos los niveles educativos, “un verdadero Estado laico”, y que se restablezca el derecho al aborto terapéutico.

ENCRUCIJADA

La médica lamentó que cuando el personal público de salud atiende a una mujer con complicaciones del embarazo, se siente en una encrucijada sobre todo en los casos de embarazos ectópicos (cuando el producto se desarrolla fuera de la matriz), porque no puede practicar un aborto terapéutico aunque la vida de la mujer esté en riesgo, toda vez que las leyes penalizan todas las causales.

Para colmo, la legislación penal también puede mandar a prisión al médico si la madre muere.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su informe 2010, llamó al Estado nicaragüense a brindar los servicios adecuados y oportunos de salud materna.

En su estudio, el IEEPP recomienda al Estado que destine recursos suficientes para mejorar la infraestructura de las Casas Maternas, facilitar el traslado de las embarazadas a tales espacios o a centros de salud, y reforzar la planificación familiar dirigida a mujeres y hombres en las zonas rurales.

Ana Ara, del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, también llamó a las autoridades a garantizar presupuesto no sólo para atender a las embarazadas, sino políticas de salud integrales que abarquen la salud sexual y reproductiva, garanticen el acceso a los métodos anticonceptivos, y establezcan alianzas con las organizaciones comunitarias.

11/NR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más