Inicio Uso regular de aspirina reduciría riesgo de cáncer de mama

Uso regular de aspirina reduciría riesgo de cáncer de mama

El uso común de medicamentos para el dolor, como la aspirina y el ibuprofeno, reducen el riesgo del cáncer de mama, de acuerdo con un estudio internacional publicado en el Journal of the National Cancer Institute.

Lo anterior fue informado por la cadena BBC de Londres, quien señaló que el estudio obtuvo información de 2.7 millones de mujeres.

La aspirina reduce el riesgo en 13 por ciento, mientras el ibuprofeno lo hace en un cinco por ciento. No obstante, expertos alertan que el uso de los medicamentos contra el dolor por tiempo prolongado puede traer serio efectos secundarios.

Existen varios estudios relacionados con el papel que juegan los medicamentos contra el dolor y el cáncer de mama, 38 de éstos se encuentran en revisión a fin de combinar los resultados para otorgar un panorama más fidedigno.

La aspirina y el ibuprofeno no son Non-Steroidal Anti-Inflamatory Drugs (NSADs) y esto les da la habilidad de interferir con los procesos inflamatorios en el cuerpo humano, que parece ser lo más importante del asunto.

Se descubrió que dos cuerpos químicos que ayudan a producir inflamación, el COX1 y 2, desempeñan un papel esencial en el desarrollo del cáncer, por su influencia en la forma como se dividen y mueren las células y por la producción del nuevo vaso sanguíneo que puede “alimentar” tumores e influenciar respuestas inmunes del cuerpo.

Las mujeres que toman aspirina o ibuprofeno regularmente tienen 12 por ciento menos posibilidades de desarrollar cáncer de mama, comparadas con aquéllas que no los toman. El uso regular de ibuprofeno parece tener el mayor efecto.

El doctor Mahyar Etminan, de University British Columbia, quien dirigió la investigación, dijo que los resultados fueron “alentadores-esperanzadores” y pueden ayudar a los científicos que tratan de entender el complejo origen del cáncer de mama.

Sin embargo, el médico expuso su preocupación y advirtió sobre las consecuencias para las mujeres que adoptan los medicamentos contra el dolor como una forma de prevenir el cáncer. “Nosotros no recomendamos el uso rutinario de NSAIDs para prevenir el cáncer de mama hasta confirmar concienzudamente lo que encontramos”, dijo, y agregó que los resultados de esta investigación podrían estar listos el año que entra.

El uso regular de medicamentos para el dolor es problemático porque en algunas personas puede causar serios efectos secundarios, incluyendo úlceras estomacales, aumento en la incidencia de ataques al corazón, asma y problemas de riñones, entre otros más. El beneficio potencial de reducir el riesgo del cáncer de mama tiene que ser sopesado con estos riesgos.

Este mensaje fue también retransmitido por Breakthrough Breast Cáncer, que urgió a las mujeres para que se preocupen por los riesgos del cáncer de mama más allá de tomar simplemente medicamentos contra el dolor.

En este sentido, Sarah Rawlings, directora política de la organización, expresó: “El potencial de los medicamentos antiinflamatorios, como la aspirina, en tratamientos a larga escala debe ser evaluado para confirmar lo encontrado”. Y agregó: “Los medicamentos antiinflamatorios pueden ser potencialmente muy serios por los efectos secundarios cuando se toman por periodos prolongados”.

08/LPB/VR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más