Inicio » Veracruz, a la zaga para cumplir meta de reducción por muertes de Cacu

Veracruz, a la zaga para cumplir meta de reducción por muertes de Cacu

Por Guadalupe Cruz Jaimes

En el país la disminución de la muerte por cáncer cérvico uterino (CaCu), que sólo en 2008 cobró la vida de 4 mil 36 mujeres mayores de 25 años de edad, es desigual en cada entidad federativa, pues el cumplimiento de esta meta depende de las prioridades de los gobiernos estatales.

“Así como hay entidades que rebasan las metas de reducción de muertes por CaCu, hay otras que apenas alcanzan el 1 o 2 por ciento”, entre los estados con mayor rezago se ubica Veracruz, señaló a Cimacnoticias Raquel Espinosa Romero, subdirectora de CaCu, en el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR).

El cumplimiento de las metas fijadas por el Programa de CaCu, entre las que se encuentra la detección del Virus del Papiloma Humano (VPH) en 85 por ciento de las mujeres mayores de 25 años de edad, presenta atrasos en momentos políticos coyunturales como el cambio de gobierno.

“A veces las autoridades están en la incertidumbre de si se van a quedar o no en su puesto, y no continúan con las acciones de la administración anterior”, ejemplificó la funcionaria del sector salud.

Actualmente, la tasa de mortalidad por CaCu es de 14 mujeres por cada 100 mil mexicanas mayores de 25 años, en el 2000 se registraron 24 fallecimientos por CaCu en la misma población, refirió Espinosa Romero.

De acuerdo con el Programa de acción especifico 2007-2012. Cáncer cérvico uterino, de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, de la Secretaría de Salud, en el 2000 las entidades con tasas de mortalidad más altas por CaCu, en promedio de 29.8 por ciento, fueron: Nayarit, Morelos, Yucatán, Chiapas y Campeche.

Para 2006 los estados con la tasa de mortalidad más alta, cuya media fue de 21.8 por ciento, fueron: Colima, Chiapas, Morelos, Veracruz, Nayarit, su tasa fue de 21.8 por ciento.

En comparación con Nuevo León, Zacatecas, Hidalgo, Distrito Federal y Estado de México en 2000, con una tasa de 13.9 por ciento. Y con Quintana Roo, Guanajuato, Baja California, Nuevo León y Aguascalientes, que en 2006 tuvieron una tasa de 10.5 por ciento, señala el documento, publicado en la página web del CNEGySR.

Ante el desigual avance en la disminución de la mortalidad de mujeres por CaCu, un padecimiento considerado casi 100 por ciento prevenible, Espinosa Romero recordó que las entidades federativas están descentralizadas del sector salud y tienen autonomía para decidir a qué padecimiento destinan los recursos monetarios, materiales y humanos que poseen.

“En el sector salud hay entidades con otras prioridades, hay estados en los que las mujeres se están muriendo por dengue y yo les hablo de una enfermedad crónica degenerativa, como el CaCu. La decisión dependerá de las prioridades de cada estado”, indicó.

La funcionaria reconoció que las entidades deben atender los padecimientos de su población, sin dejar de lado la atención a la salud sexual y reproductiva. Por lo que, desde la competencia del CNEGySR, dan seguimiento del avance de cada entidad en la disminución de la mortalidad femenina por CaCu.

Otro de los problemas, puntualizó Raquel Espinosa, es “la falta de autocuidado de las mujeres, pues dijo que no se dan el tiempo de realizarse una detección a tiempo”.

“La detección temprana es hacernos un papanicolau, que actualmente se practica a las mujeres mayores de 25 a 64 años de edad, con un método de captura de híbridos que detecta la infección del Virus de Papiloma Humano (VPH)”, la cual propicia en 99 por ciento el desarrollo de CaCu.

Este método, aseguró, se aplica en todas las entidades del país de forma gratuita, pues se pretende que el 100 por ciento de las mujeres mayores de 25 años de edad tenga acceso a este tipo de detección.

Al ser cuestionada sobre el conocimiento de las mujeres sobre esta prueba, y sobre si sería necesaria una campaña de promoción para darla a conocer, la especialista expresó que siempre ha habido promoción.

“En 2007 hubo una campaña impulsada por las televisoras del país, eran tres caritas con una flor, y el slogan era: el cáncer es prevenible si se detecta a tiempo, además algunas de las entidades federativas tienen campañas exclusivas”, mencionó.

De los 32 estados de la república, el 20 por ciento lleva a cabo campañas de promoción acerca de la prevención y atención del CaCu, añadió.

Pese a la mínima difusión, la funcionaria manifestó que la responsabilidad recae principalmente en las mujeres, quienes “no acuden a tiempo a atenderse”, a pesar de que en el país existen 185 clínicas de colposcopía, de la Secretaría de Salud.

10/GCJ/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: