Inicio Veracruz: mueren dos personas con VIH por falta de medicación

Veracruz: mueren dos personas con VIH por falta de medicación

Por Livia Díaz

Alfonso Donizetti, presidente de la asociación civil Amigos por Siempre, informó al diario Noreste de Poza Rica, este viernes, que “la suspensión del tratamiento VIH provocó a dos enfermos una recaída por la inmunidad del virus y, por supuesto, la muerte”.

Ambos derechohabientes eran atendidos en la clínica 24 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde ya antes se había denunciado el déficit de atención y medicamentos. Hoy, el desabasto ha llegado a límites trágicos.

Donizetti advirtió que: “La situación se complica porque ellos padecen enfermedades crónico-degenerativas; también hay riesgos, si esta situación persiste, para diabéticos, hipertensos y pacientes con VIH, y Sida, pues se está provocando la muerte de quienes requieren los fármacos”.

La asociación Amigos por Siempre, ya ha enviado muchos escritos dirigidos al director del nosocomio, Fernando Flores y Pérez, para dar solución al problema pero, reveló Donizzeti “no hay respuesta”, al menos no la que esperan, “que es el abasto de medicamentos”.

Uno de los enfermos falleció en enero; el otro a finales del año pasado. De estas muertes se responsabilizó a la institución porque, “aun cuando se sabe que el desabasto es general en todas las instituciones de salud, estos son tratamientos sumamente costosos que, de manera particular, no podrían costear los pacientes, y por los mismos precios no se encuentran en existencia en las farmacias locales”.

Donizetti explicó que la salud y la vida de los pacientes dependen de estas medicinas y de la única institución que las maneja. Para el tratamiento se requieren de 10 mil a 15 mil pesos, unos 150 dólares al mes, o más, dependiendo de la situación.

Los pacientes con VIH/Sida reciben un “coctel antiviral”, refiere. “A un enfermo, el tratamiento le permite mejorar su calidad de vida, no ser presa fácil de las enfermedades oportunistas, que en muchas ocasiones son las que llevan a la muerte a los enfermos”.

Pero “si falla el tratamiento por la falta de medicamento, y se suspende por uno o dos meses, en cuanto se aplique nuevamente el efecto sobre el paciente ya no será el mismo, y se corre el riesgo de que el virus se vuelva resistente”.

Este problema, que padecen desde hace seis meses, se recrudeció en diciembre, cuando se observó un desabasto aún mayor que a la fecha no se ha resuelto.

06/LD/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más