Inicio » “¡Vicente, escucha: Cristina está con Lucha!”

“¡Vicente, escucha: Cristina está con Lucha!”

Por Lourdes Godínez

“Vicente, escucha: Cristina está con Lucha”, fue una de las principales consignas que más de mil lesbianas de México lanzaron este día en la primera marcha lésbica que se realizó esta tarde del Movimiento a la Revolución al Zócalo capitalino.

Desde las tres de la tarde las lesbianas se dieron cita en el Monumento a la Revolución por el significado que éste tiene: “somos revolucionarias”, indicaban las primeras en llegar y que organizaban la propaganda y a las agrupaciones que iban llegando.

Las mujeres arribaron poco a poco y se organizaban por estados. En punto de las cuatro y media de la tarde los contingentes de lesbianas de diferentes agrupaciones del Distrito Federal y San Luis Potosí, Veracruz, Nuevo León, Puebla, Jalisco y Tlaxcala, así como de Washington y Nueva York, se alistaron para salir a las calles del centro histórico con pancartas de colores con diferentes leyendas.

A la cabeza de la marcha, tres de las organizadoras avanzaban portando una manta morada con la leyenda “Por una vida lésbica” y detrás de ellas el contingente de las demás organizaciones: Patlatonalli, LesVoz, El Archivo Histórico, Cultura Subterránea, DiversiLess, entre otras, con pancartas caminaban hacia el Zócalo saltando, aplaudiendo, gritando, y otras más, al ritmo de un tambor y silbatos que simulaban una batucada.

Vestidas con jeans, tenis y camisetas distintivas de la marcha y una pareja que llamaba la atención por su llamativo atuendo, los contingentes de adolescentes, jóvenes y mujeres maduras avanzaban por avenida Juárez, algunas tomadas de la mano, otras abrazadas y otras más se olvidaban de la gente a su alrededor y manifestaban su amor entre caricias y besos.

El contingente seguía su marcha por Madero ante la mirada de los curiosos que se acercaban a ver y que opinaban que estaba bien que las lesbianas se manifestaran porque “en México todos tenemos derecho a expresarnos, mientras no le hagan daño a nadie, cada quien es libre de hacer lo que quiera”, comentaban algunos, mientras otros condenaban este tipo de expresiones: “luego por qué no las respetan”, decían.

“Las lesbianas queremos más espacios públicos, ya no queremos ser discriminadas, las lesbianas no queremos guerra… ¡Derechos y conquistas, lesbianas feministas!”, gritaban.

Al llegar al hemiciclo a Juárez se hizo una parada, ahí se encontraba otra manifestación, ésta era cristianos en contra de la guerra que expresaron su solidaridad con la marcha lésbica.

En Madero, las calles parecían estrechas para las más de 500 mujeres y hombres solidarios que marchaban, pero ello no importó, unos metros antes de llegar al Zócalo el contingente se detuvo para iniciar la etapa final de la marcha.

En sus marcas… listos… ¡fuera! El primer contingente que encabezaba la marcha salió corriendo y gritando hacia el Zócalo que ya se encontraba ocupado por otras agrupaciones de manifestantes contra el neoliberalismo y por templetes listos para el Festival de la Ciudad de México.

Llegando al Zócalo el contingente se dispersó y las organizadoras se quejaron de que el gobierno de la Ciudad de México no les puso el sonido que les había ofrecido, sin embargo ello no fue impedimento para que lanzaran sus demandas: visibilizar el movimiento lésbico, acabar con la discriminación de que son objeto y el respeto a sus derechos.

Una vez reunidas en un pequeño templete frente a Palacio Nacional, las lesbianas hicieron una quema simbólica de lo que consideran las ata al pensamiento heterosexual y las condena a la opresión patriarcal.

Ahí, algunas lesbianas se quitaron los brasieres y los lanzaron al aire para luego quemarlos junto con pantimedias y revistas pornográficas, estas últimas porque, dijeron, es una agresión que se lucre con el cuerpo de la mujer.

Aunque después del pronunciamiento se preparó un evento musical, la marcha se fue dispersando pues las lesbianas se apresuraban a comprar los boletos para el gran baile que dará fin al acto del día de hoy: un baile sólo para mujeres.

LGL/RGR

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: