Inicio Víctimas de Atenco confían en que la CIDH les brinde justicia

Víctimas de Atenco confían en que la CIDH les brinde justicia

Por Anayeli García Martínez

“Es un respiro, una bocanada de aire fresco en un momento tan difícil en el tema de Derechos Humanos y acceso a la justicia para las mujeres en el país, una luz que vemos con cierta calma”, dijo Bárbara Italia Méndez, una de las 11 denunciantes de tortura sexual en Atenco, luego de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dio entrada a la revisión del caso.

La CIDH admitió el pasado viernes la petición “512-08 Mariana Selvas Gómez y otros, México”, referente a la tortura sexual contra 11 mujeres perpetrada por policías federales y estatales en Texcoco y San Salvador Atenco, Estado de México, en 2006.

“Es tan evidente la falta de acceso a la justicia en México, los graves atropellos que sufren las mujeres en este país, que todas las piezas se pudieron conectar para que la Comisión finalmente admitiera el caso. Es verdad que la notificación formal (al Estado mexicano) no está, pero al verlo en su boletín damos por buena esta información”, explicó Bárbara Italia a Cimacnoticias.

Ella es una de las 11 mujeres peticionarias ante la CIDH, que el 3 y 4 de mayo de 2006 fueron detenidas y violadas sexualmente durante operativos policiacos en Texcoco y San Salvador Atenco. Desde entonces ha buscado justicia, sin embargo ante la impunidad en las instancias mexicanas se vio obligada a recurrir al sistema interamericano de Derechos Humanos.

En abril de 2008 las 11 mujeres denunciantes de tortura sexual, acompañadas por el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) y el Centro de de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), presentaron ante la CIDH una petición para que conociera su caso.

“Nosotras estábamos esperando que en este periodo de sesiones, o en el próximo, tuviéramos la suerte de que lo admitieran; bueno ‘tener la suerte’ es trivial porque en realidad se ha involucrado mucha gente en la difusión del caso y en buena parte eso nos ayudó a avanzar rápido en la Comisión”, apuntó Méndez.

La CIDH informó que analizará el caso de las mujeres de Atenco y a decir de Bárbara Italia, tres años de espera se fueron rápido. “Estamos contentas con respecto a los tiempos y con mucha perspectiva de lo que viene en el litigio contra el Estado mexicano”, observó.

La joven está conciente de que este proceso podría durar años, pero consideró que el caso es una brecha en el tema de justicia, tal y como lo demuestran las sentencias por los casos de violación sexual de las indígenas Inés Fernández y Valentina Rosendo, e incluso la sentencia por feminicidio de Campo Algodonero, en Ciudad Juárez.

“El tema de justicia tiene que ver con el Estado. Nosotras nos dimos cuenta en carne propia de todo el juego sucio que tiene el Estado y el uso faccioso de la ley en contra de nosotras”, criticó Bárbara Italia al recordar que a cinco años de los hechos ninguno de los policías responsables ha sido sancionado.

También recordó que durante el proceso penal ante la Fiscalía Especial para Delitos cometidos contra las Mujeres (ahora Fevimtra), fueron víctimas de vejaciones y revictimización, y al final –en julio de 2009– esta instancia declinó su competencia a favor de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

“QUE NADIE SE MONTE EN ESTA DENUNCIA”

Una vez que la investigación pasó a la PGJEM, la defensa legal de las mujeres aportó pruebas fehacientes de la tortura sexual y los nombres de 34 policías como probables responsables, sin embargo las autoridades mexiquenses no presentaron avances en las indagaciones y no consignaron a nadie.

Pero ahora el tema de preocupación es otro, advirtió: “Que los políticos se quieran montar en este asunto. Justamente con la coyuntura electoral me parece que es una situación de riesgo. Que quede claro: no caminamos de la mano de ningún partido y tampoco vamos a permitir que nadie se monte en esta denuncia”.

Y reiteró: “Son las organizaciones sociales las que han acompañado la denuncia: el Centro Prodh, Cejil, el Colectivo contra la Tortura y la Impunidad (CCTI), incluso la cobertura de Amnistía Internacional, muchos grupos solidarios del zapatismo y finalmente La Otra Campaña, de la que somos parte varias de las denunciantes”.

Para Barbara Italia, la coyuntura política es innegable y aunque afirmó que el entonces gobernador y ahora precandidato del PRI a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, está en el ojo del huracán, en la represión de Atenco estuvieron coludidos todos los partidos.

“Él es uno de los principales responsables del operativo, pero hubo copartícipes; el gobierno federal fue parte activa a través de la Policía Federal Preventiva y el presidente municipal de Texcoco, de afiliación perredista. En ese momento se pusieron de acuerdo todos los partidos y le dieron un espaldarazo al gobierno del estado”, remarcó.

Ahora el tema es del Estado mexicano, aclaró Méndez: “Ya no hablamos de personas, sino de la responsabilidad que tiene el Estado ante estos hechos, y seguiremos actuando en consecuencia. Nosotras no estamos vislumbrando una salida amistosa y esperamos llegar a las últimas consecuencias”.

Con esa convicción, Barbara Italia no pierde la esperanza porque sabe que pueden obtener una resolución favorable por parte de la CIDH, e incluso una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. “Sabemos que esto es largo, pero tenemos la convicción, la fuerza y la solidaridad de muchas personas que nos acompañan”, confió.

11/AGM/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content