Inicio » Vigente en México, sociedad patriarcal y machista: académicas

Vigente en México, sociedad patriarcal y machista: académicas

Por Rafael Maya

A pesar del aparente cumplimiento de la cuota del 30 por ciento de candidaturas femeninas para el Congreso de la Unión por parte de los partidos contendientes en la pasada elección, disminuirá el número de diputadas y senadoras electas debido a factores políticos y económicos, y por la persistencia del “machismo que excluye a las mujeres” de la vida pública, advirtieron académicas y dirigentes partidistas.

Consultadas por Cimacnoticias, mujeres políticas e investigadoras señalaron que el principal lastre que padece la población femenina al intentar acceder al poder político de este país, es la “sociedad patriarcal y machista” vigente en México.

Con sus respectivos matices, la secretaria de Relaciones Políticas y Alianzas del PRD, Hortensia Aragón, la subsecretaria de Acción Electoral del PRI, Yolanda Rodríguez, y la académica de la UNAM Isabel Barranco, coincidieron en que por más reformas legales que se realicen para impulsar la presencia de mujeres en el poder político, los factores “culturales” prevalecientes continúan bloqueando la participación de las mexicanas.

MENOS LEGISLADORAS

De confirmarse los datos preliminares proporcionados por el Instituto Federal Electoral (IFE), la presencia de mujeres de todos los partidos en la Cámara de Diputados oscilará entre las 100 legisladoras, es decir apenas el 20 por ciento del total de 500 curules.

En ese sentido habría una reducción de la presencia femenina en San Lázaro de tres puntos porcentuales, toda vez que en la actual Legislatura hay 115 diputadas (23 por ciento del total).

En el Senado habrá poco más de 20 legisladoras, y en el mejor de los casos se mantendrá el mismo porcentaje de representación femenina en la Cámara alta, el cual actualmente es de 18 por ciento (23 curules de un total de 128 escaños).

EL PATRIARCADO TIENE LA CULPA

Hortensia Aragón Castillo, secretaria de Relaciones Políticas y Alianzas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) descartó que la falta de acceso al poder para las mujeres se deba a una carencia de liderazgo, o a una escasa capacitación al interior de sus partidos.

Aragón Castillo –ex diputada federal y principal impulsora de la llamada Ley 70-30, que estipula la cuota de género en el código federal electoral-, aclaró que la dirigencia del PRD cumplió a cabalidad con el porcentaje mínimo de candidaturas femeninas, y responsabilizó a la “sociedad patriarcal que se niega a cambiar” e impide una mayor presencia de ellas en la política nacional.

Dijo que el siguiente paso será –además de modificar nuevamente el Cofipe- reformar la legislación de la Cámara de Diputados, para garantizar que el 30 por ciento de ese órgano legislativo esté conformado por mujeres. “Sólo así se garantizará la cuota de género”, apuntó.

RECURSOS ECONOMICOS

En tanto, la priísta Yolanda Rodríguez consideró que “falta mucho para perfeccionar la norma” del 70-30, y observó que además de las “mentalidades machistas” que impiden el desarrollo de las mujeres políticas, también la falta de recursos económicos genera inequidad para que las militantes puedan acceder a las candidaturas.

Explicó que las mujeres deben demostrar que son “rentables” durante las campañas internas para ganar las postulaciones por sus partidos.

Hay que recorrer hasta 16 municipios en un distrito electoral, trabajar con la gente y con los grupos de poder político. El partido no apoya con recursos, y por eso las mujeres estamos en una gran desventaja frente a los varones, abundó Rodríguez, quien ocupará en la próxima Legislatura una diputación plurinominal.

TECHO DE CRISTAL

Yolanda Rodríguez e Isabel Barranco expusieron que las mujeres políticas también padecen de un “techo de cristal” que les impide crecer en sus partidos y en los cargos de elección popular.

El término “techo de cristal” fue acuñado por la sicoanalista argentina Mabel Burin, quien lo definió como el conjunto de obstáculos objetivos y subjetivos que impiden a las mujeres profesionistas crecer en el ámbito laboral y ocupar cargos directivos.

Barranco señaló que en los partidos políticos ese “techo” se expresa en el “machismo y sexismo” que ejercen los varones contra las mujeres. “Existe la idea de que las mujeres no somos aptas para la política, sólo para el ámbito privado”, abundó.

La politóloga feminista precisó que los partidos “marginan” a las mujeres, y que “en general” postergan las necesidades de la población femenina.

Alertó que la situación de las militantes de los partidos es “preocupante”, y que los dirigentes partidistas carecen de un “compromiso serio” con las mexicanas. “Los líderes de los partidos se guían sólo por intereses políticos y electorales”, las mujeres no les interesan, concluyó la investigadora.

06/RM/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: